27 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Una encuesta del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Andrés Bello abordó la contingencia del estallido social a cuatros años de su conmemoración, y entre los resultados destaca una mayoría que cree que sus efectos fueron negativos, aunque también suman mayoría quienes creen que es muy y probable que vuelva a ocurrir.

El sondeo señala en detalle que un 58% cree que los efectos del 18 de octubre de 2019 fueron «negativos, fomentó la violencia y la polarización». Por el contrario, un 25% afirmó que el efecto fue «positivo, ayudó a que las demandas de la ciudadanía fueran escuchadas». En tanto, un 16% respondió que no trajo efectos positivos ni negativos.

Mientras sobre las posibilidades que ocurra nuevamente un estallido social, un 30% dijo que es «muy probable», y un 41% cree que es probable. Por su parte, un 26% respondió que sería «poco probable».

Los resultados también revelan un aumento de cinco puntos y llegan así a un 40% quienes se muestran «muy en desacuerdo» con que los políticos están «más conscientes» de las urgencias sociales tras las movilizaciones.

En esa misma línea, un 83% señaló estar en desacuerdo o muy en desacuerdo con que se ha «avanzado en la solución de demandas sociales que dieron origen a las movilizaciones».