27 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Los buenos resultados obtenidos por las inversiones de los fondos de pensiones en instrumentos extranjeros no pudieron contrarrestar las fuertes pérdidas que, por el contrario, siguen anotando las inversiones en el mercado chileno.

En julio pasado, los activos previsionales nuevamente acusaron efecto de la alta volatilidad que está afectando a los instrumentos de renta fija local, cuyas tasas de interés se encuentran en máximos pocas veces vistos, y a una Bolsa nacional que sigue reflejando el peso de la incertidumbre interna.

Con todo, al 31 de julio pasado los activos previsionales totalizaban 4.692,49 millones de unidades de fomento o US$ 184.089,49 millones.

De acuerdo a los datos de la Superintendencia de Pensiones (SP), en julio pasado los fondos previsionales más expuestos a instrumentos de renta fija local continuaron con malos resultados, lo que en el caso del Fondo E (más conservador) llevó a una pérdida real mensual de 1,14% y, con esto, a una caída acumulada de 11,07% en lo que va del año. Los fondos D (conservador) y C (intermedio) en el mes perdieron 0,87% y 0,45% real, mientras que en el período enero-julio de 2021 retrocedieron 8,34% y 2,35%, respectivamente.

En contraste, a los fondos más expuestos a la renta variable internacional les fue mejor. El Fondo A (más riesgoso) cerró julio de 2021 con un alza de 0,46% real y el B (riesgoso) con un avance de 0,03%, en lo que va del año sus ganancias han sido de 8,10% real y 4,35% real, respectivamente.

Cabe precisar que la apreciación que ha experimentado el dólar frente al peso chileno ha favorecido los buenos resultados de los instrumentos en renta variable extranjera, mientras que el desempeño de la variable nacional refleja el efecto de la incertidumbre interna.

“En julio pasado, el desempeño de los fondos A y B se explica principalmente por el retorno positivo que presentaron las inversiones en instrumentos extranjeros. Dicho retorno fue parcialmente contrarrestado por la rentabilidad negativa de las inversiones en acciones locales. En el caso del Fondo B, su retorno fue casi anulado por la rentabilidad negativa que presentaron las inversiones en instrumentos de renta fija nacional y acciones locales”, señala el informe de la Superintendencia.

Al respecto, se debe tener presente que mientras el índice MSCI mundial obtuvo una la rentabilidad en pesos de 4,31%, el IPSA cayó 1,61% durante julio pasado.

Por su parte, la rentabilidad de los fondos C y D se explicó principalmente por las pérdidas anotadas por las inversiones en instrumentos de renta fija nacional y acciones locales, lo que fue parcialmente compensado por la rentabilidad de las inversiones en instrumentos extranjeros.

Sin embargo, el Fondo E fue el más castigado por las importantes pérdidas anotadas por las inversiones en instrumentos de renta fija nacional, cuya alza de tasas de interés le afectó por la vía de las pérdidas de capital.

En cuanto a la inversión en el extranjero, pese a que en julio último hubo resultados mixtos en los mercados internacionales las inversiones fueron impactadas por la depreciación del peso chileno frente a las principales monedas extranjeras, favoreciendo a las posiciones sin cobertura cambiaria.

Las principales bolsas de Estados Unidos, Alemania, y Japón tuvieron alzas medidas en pesos de 6,22%, 2,71% y 0,48%, respectivamente. En tanto, Brasil y China anotaron caídas de 0,88% y 3,50%, respectivamente. En tanto, el dólar se apreció frente al peso chileno un 3,16%.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA