27 de noviembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Desde temprano se observó poca movilidad en las calles y carreteras -que fueron resguardadas con celo desde el jueves a las 5 de la madrugada ya que los viajes desde comunas en fase 2 están prohibidos- y la cuarentena fue vulnerada por pocas personas. Al mismo tiempo, se recibieron cientos de denuncias por reuniones que superaban los aforos permitidos o por empresas que operaban el fin de semana sin ser esenciales.

Así fue el primer día de confinamiento obligatorio en la Región Metropolitana, que desde el jueves está en Fase 2 de Transición en el Plan Paso a Paso del Gobierno.

El Ejército tiene desplegado este fin de semana más de 2.300 efectivos, entre fuerza militar y policial, en 45 puntos de control, 20 ejes estructurantes, 14 Aduanas Sanitarias, ferias libres y centros de abastecimiento, además para resguardar el toque de queda y verificar que se cumplieran las medidas establecidas en la RM.

También, Carabineros y la Policía de Investigaciones desplegaron un operativo en el barrio Meiggs para evitar la concentración de ambulantes o la apertura de locales que no fueran esenciales, así como fiscalizar permisos de desplazamiento en el entorno.

[irp posts=»9929″ name=»Reporte Minsal: Más de 1.800 nuevos casos y positividad de exámenes PCR al alza»]

El trabajo terminó con 11 detenidos por parte de la PDI por infringir la cuarentena, mientras que en toda la Región Metropolitana, Carabineros logró detener a 218 personas por infringir el artículo 318 del Código Penal, poniendo en peligro la salud pública.

En cuanto a los permisos, solo en la RM hasta las 18 horas 579 mil 739 personas habían solicitado en Comisaría Virtual una autorización para compra de insumos básicos, lo que corresponde al 60,5% del total de permisos para este objetivo que se pidieron a nivel país (957.734).

En la RM, unos ocho millones de personas están este fin de semana en cuarentena y, por tanto, disponen de un permiso para desplazarse con algún fin, tal como pasear mascotas o llevar alimento a adultos mayores.

En tanto, el teléfono +569 3430 3541 de la Seremi de Salud, destinado a recibir denuncias de la Región Metropolitana, recibió más de 600 llamados durante el día, entre consultas y denuncias, la mayoría por ruidos molestos o por posibles fiestas clandestinas.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA