16 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Luego que la Fiscalía abriera una investigación penal a raíz de la polémica compra de la ex clínica Sierra Bella por parte de la municipalidad de Santiago, la propia alcaldesa de esta comuna, Irací Hassler, aseguró que «hemos hecho un trabajo transparente» al respecto.

Una investigación que será liderada por el fiscal Centro Norte, Patricio Cooper, en conjunto con la Brigada Anticorrupción de la PDI y que buscará determinar si existió fraude al fisco u otros delitos.

En este mismo contexto, cabe recordar que la compra del inmueble se encuentra suspendida por orden de la Contraloría, luego que el Conservador de Bienes Raíces de Santiago rechazara inscribir la propiedad ante un eventual sobreprecio (el municipio pactó la compra en $8.200 millones, pero el avalúo fiscal solo bordea los $2 mil, razón por la cual -además- fueron presentadas dos querellas que solicitan indagar penalmente la situación: una del abogado Aldo Duque y otra de los diputados republicanos Juan Irarrázaval y Johannes Kaiser).

Con respecto a la investigación de la Fiscalía, la alcaldesa Hassler enfatizó en que la compra es para instalar una clínica municipal y mejorar el acceso a la salud pública. «No ha tenido ningún recurso involucrado a la espera del pronunciamiento de Contraloría», aseguró sobre la compra que se encuentra congelada.

«Estamos siempre disponibles a colaborar», reiteró la jefa comunal, señalando también la compra se realizó bajo el marco de la ley. «Hemos hecho un trabajo transparente, con probidad y sobre todo con vocación de fortalecer la salud pública», sostuvo.

Por último, afirmó que no ha sido citada a declarar.