Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Con el fin de normalizar sus relaciones bilaterales, el viernes 30 de abril se reunieron en La Paz delegaciones del Estado Plurinacional de Bolivia y la República de Chile.

La delegación chilena estuvo compuesta por el Director de América del Sur, embajador José Miguel Capdevila; el Director de Fronteras, Carlos Dettleff; la Jefa de la División Sudamérica de la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales, Karina Cánepa, y el Cónsul General de Chile en La Paz, embajador Roberto Ubilla.

Ambos países acordaron celebrar la XXIII Reunión del Mecanismo de Consultas Políticas —cuya última reunión tuvo lugar en 2010—, la XV Reunión del Comité de Fronteras e Integración, así como el restablecimiento de Grupos de Trabajo y Mesas Técnicas para abordar materias de interés común.

En ese sentido, las delegaciones convinieron avanzar en una hoja de ruta para 2021, la que se desarrollará en las instancias antes mencionadas y en las que se abordarán las siguientes materias: Comité de Fronteras e Integración; Complementación Económica; Libre Tránsito; Límites; Integración Física; Culturas; Medio Ambiente; Turismo; Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación; Cooperación; Temas Consulares; Cooperación Policial; Contrabando; Control de comercio ilegal y drogas, y Recursos Hídricos Transfronterizos.

En el documento que da cuenta de lo tratado en las reuniones de trabajo, se dejó constancia de que sin perjuicio de las posiciones de ambos países respecto a la demanda resuelta —obligación de negociar acceso al Océano Pacífico— y la que está en trámite en la Corte Internacional de Justicia —estatus y uso de aguas del río Silala—, las delegaciones constataron significativas coincidencias y acordaron lo antes señalado.

En efecto, la delegación boliviana hizo ver sus puntos de vista respecto de tales materias, y la delegación chilena reiteró a su contraparte que la aspiración marítima boliviana era una materia definitivamente resuelta por el Tratado de Paz y Amistad de 1904, plenamente vigente, y el fallo de la Corte Internacional de Justicia de 2018, que determinó que Chile no tenía la obligación de negociar un acceso soberano al mar con Bolivia.

Las delegaciones coincidieron en que el diálogo constructivo es el instrumento idóneo para el entendimiento e integración, que la cooperación bilateral ayuda eficazmente a la creación de lazos de amistad y fraternal convivencia, que el diálogo intercultural contribuye al necesario conocimiento de los pueblos y que el comercio y las inversiones son una herramienta para alcanzar el progreso económico y social de ambos pueblos.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO