13 de junio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Hugo Bustamente, condenado por el asesinato en 2020 de la adolescente Ámbar Cornejo, confesó desde la cárcel que mató a otras dos personas en 1996 y entregó sus identidades y la eventual ubicación de sus cuerpos, por lo que la Policía de Investigaciones realiza este viernes una serie de diligencia en el mismo domicilio donde fue encontrada la adolescente.

Recordemos que Bustamante ya había sido condenado a 27 años de cárcel en 2005 por el homicidio de Verónica Vásquez (49) y de su hijo Eugenio Honorato (9), caso por el que se hizo conocido como el «asesino del tambor». Sin embargo, accedió a libertad condicional en 2016, entonces volvió al domicilio de Villa Alemana donde la PDI ahora realiza pericias.

La confesión de Bustamente fue revelada por la periodista Ivonne Toro en el contexto de su investigación para el libro «La niña Ámbar». A ella fue quien en modo «regalo» el condenado le entregó además los nombres de Elena Hinojosa y Eduardo Páez, a quienes habría asesinado y ocultado en 1996.

Según consigna Ciper, Bustamente le señala a la reportea que «no sé si darle los nombres de las dos personas que desaparecieron y que hasta hoy no se han encontrado. Sí le digo los nombres podrá comprobar que no estoy mintiendo. La cosa es las consecuencias que me traería entregarle esta información. Veremos cómo se darán las cosas y veremos si la vuelvo a ver».

De acuerdo a la misma periodista, confirmó que existen denuncias de presunta desgracias por las personas que mencionó Bustamente.

Cabe señalar que el mismo Bustamante prestó testimonio por la desaparición de Hinojosa y Páez, sobre lo que entregó una versión que no pudo ser comprobada en un caso que fue archivado.

Finalmente, tras la revelación, la PDI realiza diligencias en en el domicilio de Covadonga 641, donde Bustamante dijo esconder los cuerpos y donde también se encontró el cuerpo de Ámbar Cornejo.