23 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

En su Reunión de Política Monetaria, el Consejo del Banco Central de Chile acordó incrementar la tasa de interés de política monetaria en 125 puntos base, hasta 2,75%. La decisión fue adoptada por la unanimidad de sus miembros.

En el análisis del instituto emisor, se evaluaron las perspectivas para la actividad mundial y el contexto en que la inflación global ha seguido aumentando.

«El alza de los precios de los combustibles ha sido notoria en los últimos días, con el barril de petróleo superando los US$80 el barril, lo que equivale a un incremento de más de 15% desde la Reunión anterior. El precio del cobre se ha mantenido en torno a US$4,2 la libra. En este escenario, varios bancos centrales han adoptado una orientación menos expansiva, destacando los cambios en la comunicación de la Fed y del Banco de Inglaterra, junto con alzas de tasas en Noruega, Nueva Zelanda y varias economías emergentes. Los mercados financieros internacionales muestran un menor apetito por riesgo, considerando tanto los antecedentes previamente mencionados como los temores en torno al sector inmobiliario en China. Con esto, se ha observado un aumento transversal de las tasas de interés, la depreciación de un número importante de monedas frente al dólar y movimientos dispares en los mercados bursátiles».

En el plano local, el Consejo indicó que en Chile hay un deterioro de los mercados financieros que ha sido mucho más marcado y sistemático, ubicándose en los extremos de los movimientos internacionales.

«En el mercado de renta fija, las tasas de interés aumentaron transversalmente, sobre todo en los tramos medio y largo. La tasa de interés nominal a 10 años alcanzó valores superiores al 6,5%, no vistos en algo más de una década. Así, desde comienzos de septiembre a la fecha, el diferencial con su símil de EE.UU. pasó del orden de 370 puntos base (pb) a cerca de 500pb. En igual lapso, el tipo de cambio continuó subiendo, acumulando una depreciación de más de 5% relativo al dólar, el IPSA disminuyó alrededor de 8% y el riesgo país (CDS) aumentó en torno a 25pb..

La evolución del escenario macroeconómico ha aumentado los riesgos para la convergencia de la inflación a la meta de 3% dentro del horizonte de política. Si bien la inflación subyacente ha evolucionado dentro de lo previsto, las perspectivas para los próximos meses se han ido elevando, en un contexto en que las expectativas de inflación a dos años plazo se ubican por sobre la meta de 3%.

Adicionalmente, el Consejo acordó suspender el programa de acumulación de reservas iniciado en enero de este año, en virtud de la evolución reciente del mercado financiero y el nivel de reservas internacionales ya alcanzado.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA