21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El arzobispo de Santiago, Celestino Aós estuvo a cargo de la “Oración por Chile”, realizada en la Catedral Metropolitana.

En la instancia pidió que “dios ilumine” al presidente Gabriel Boric y a las autoridades entrantes, afirmando que quien gobierna «está llamado a renuncias para el encuentro».

Dentro de sus palabras, destacó que “no se debe esperar todo de los que gobiernan», ya que las personas gozan de «un espacio de corresponsabilidad capaz de iniciar y generar nuevos procesos y transformaciones». Y llamó a constituir «una parte activa en la rehabilitación y auxilio de nuestra sociedad herida».

El Cardenal hizo alusión a los actuales problemas que atraviesa el país, como «la pandemia del Covid y la contienda política, el estallido social y las manifestaciones violentistas, los atentados en La Araucanía y los delitos han mostrado a la cara sucia de nuestra Patria». 

«Pero también vemos la cara hermosa de un Chile esforzado, noble, solidario, con ganas de renovación y crecimiento», mencionando que en el país hay «tanta gente de buena voluntad que ayudó, que dialogó, que está dispuesta a la colaboración», señaló.

Aós, hizo un llamado a los políticos a “preocuparse de la fragilidad de los pueblos y las personas”

“Lo que se debe hacer con «fuerza y ternura, lucha y fecundidad, en medio de un modelo funcionalista y privativista, que conduce inexorablemente a la cultura del descarte».

«Aquel a quien le toca gobernar está llamado a renuncias que hagan posible el encuentro, y busca la confluencia al menos en algunos temas», dijo.