15 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La Corte de Apelaciones de Coyhaique ratificó el fallo del Primer Juzgado de Letras de la misma ciudad, que condenó al Servicio de Salud Aysén y al Hospital Regional a pagar $1.150 millones a las familias afectadas por el denominado caso de guaguas cambiadas, ocurrido en enero del año 1993.

La millonaria indemnización fue ratificada por los ministros Pedro Castro, Sergio Mora Vallejos, José Ignacio Mora y Natalia Rencoret, esto por concepto de daño moral a las familias.

En este caso, el Consejo de Defensa del Estado apeló a la resolución de la jueza Dalia Illezca del 30 de mayo del año pasado, considerando que el hecho ocurrido en 1993, estaría prescrito, lo que fue desestimado por los jueces del tribunal de alzada.

Según se lee en el fallo, “la falta del servicio habría impedido absolutamente a los demandantes poder o haber podido, disfrutar una vida plena con quienes debieron ser sus padres, hermanos o hijos”.

El hecho se generó la jornada del jueves 7 de enero de 1993, fecha en la cual se registraron inusuales 12 nacimientos en el Hospital Regional, entre ellos el de Felipe Redlich Galleguillos y Sebastián Mansilla Mansilla, quienes 24 años más tarde, en 2017 -y cuando dos exámenes de ADN practicados por Felipe Redlich- confirmaron la confusión.