7 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La extradición del chileno Nicolás Zepeda a Francia se aplazó del 9 al 23 de julio, para ser juzgado como sospechoso del asesinato de la japonesa Narumi Kurosaki en la ciudad francesa de Besançon, y quedó bajo arresto domiciliario hasta su viaje, según determinó este viernes la Corte Suprema.

«En este caso, la extradición del gobierno francés para el juzgamiento en ese país ya está acordada para efectos el día jueves 23 de julio y entonces lo que corresponde es adoptar las medidas necesarias a fin de garantizar que esto se lleve a efecto», indicó el juez Jorge Dahm en una audiencia realizada a petición de la fiscalía.

El juez falló en favor del pedido de la fiscalía y dispuso «la medida cautelar del arresto domiciliario total» de Zepeda con el fin de «garantizar la entrega y evitar un posible peligro de fuga».

La extradición de Zepeda fue ordenada el 18 de mayo pasado a petición de la justicia francesa para procesarlo en ese país como el único sospechoso del asesinato de Kurosaki, quien desapareció la madrugada del 5 de diciembre de 2016 en Besançon.

Según la investigación en Francia, Zepeda sostuvo una relación sentimental con Kurosaki por un año. Luego viajó especialmente desde Chile para asesinarla. En los alegatos de extradición, la justicia francesa indicó que Zepeda estuvo con Narumi la noche anterior a su desaparición.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA