27 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

El ministro del Trabajo, Patricio Melero afirmó que la Superintendencia de Pensiones calculó que con un cuarto retiro del 10%, los afiliados que quedarán sin fondos en AFP subirían a 5,5 millones. Cifra similar a la anunciada por el estudio realizado por la Asociación de AFP, que indicó que serían 4.552.822 afiliados los que se quedarían sin ahorro para su pensión futura, es decir, un 43%.

Expertos advierten que la iniciativa daña las pensiones presentes y del futuro y califican los retiros como «una mala política pública».

David Bravo, Director del Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales indicó que «es probablemente la peor política pública de la que se tenga registro en las últimas décadas. La razón de ello es que es una forma segura y muy efectiva de disminuir las pensiones tanto las pensiones futuras así como también las pensiones actuales».

El motivo, «porque en los retiros en los retiros de fondos de pensiones que se legislaron, los anteriores tres retiros,  se permitió que además pudieran retirar los pensionados, a quienes automáticamente les cayeron sus pensiones».

Además, Bravo resaltó que «la Superintendencia de Pensiones ha indicado que en los retiros anteriores, producto de ellos, en términos promedio las pensiones van a caer cerca de un 30%  y por lo tanto es una forma segura de hacer todo lo contrario de lo que se dice que quiere hacer, es decir, mejorar las pensiones».

«Lo hacen con ánimos electorales en mi opinión, son medidas que son populares, porque las personas meten mano a esos recursos que están destinados para pagar sus pensiones, pero es completamente irresponsable», agregó Bravo.

El académico afirmó que estas medidas no se justifican y que «se requiere un llamado a la responsabilidad». Finalmente, indicó que: «A las personas quisiera recomendarles actuar con mucha precaución, pensando que son fondos para su pensión futura y cuando los recursos los recibimos antes, se van», concluyó.

En esa línea, Jose Luis Ruiz, Académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Facultad de Chile, sostuvo que: «Han sido políticas malas desde el punto de vista técnico, toda vez que el grueso de las personas han hecho retiros masivos (…) con eso lo que uno busca en forma técnica es hacer focalización de políticas hacia aquellas personas que necesitan cubrir sus necesidades en la pandemia».

«En este sentido es clave el rol del Estado y las instancias que dispone para poder llegar hacia ellos, que debiera ser en este caso el Ministerio del Desarrollo Social con un buen registro social de hogares», puntualizó.

Además, Ruiz, señaló que «hay que tener presente que un sistema de capitalización requiere que hayan recursos, los cuales con el tiempo se van rentabilizando y por lo tanto en este caso, este tema de los retiros ha sido nefasto para la población más  joven, porque en el fondo les cuesta mucho ahorrar y formar una buena base de recursos que se capitalicen en el tiempo.  

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA