21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Chile México pidieron a la Corte Penal Internacional (CPI) que «investigue la probable comisión de crímenes (de guerra)» en Palestina.

La información ya había sido adelantada por el canciller Alberto van Klaveren y este viernes el gobierno de México la confirmó mediante un comunicado.

A través de su Ministerio de Relaciones Exteriores, México informó la «Remisión de la situación de Palestina» que elaboró junto a Chile y que envió a la CPI, en ordena a situaciones «en que parezca haberse cometido uno o varios crímenes de la competencia de la Corte y pedir al fiscal que investigue la situación para determinar si se ha de acusar de la comisión de tales crímenes a una o varias personas».

«La acción de México y Chile obedece a la creciente preocupación por la última escalada de violencia, en particular en contra de objetivos civiles, y la presunta comisión continua de crímenes bajo la jurisdicción de la Corte, específicamente a partir del ataque del 7 de octubre de 2023, llevado a cabo por militantes de Hamás y las hostilidades posteriores en Gaza», agrega el documento.

Cae señalar que aunque la solicitud pide la investigación en Gaza, ya sean crímenes de la «potencia ocupante, como de la potencia ocupada», el comunicado no hace mención alguna a Israel.

Además, señala que «la intervención de la CPI cobra particular relevancia ante los numerosos informes de Naciones Unidas que dan cuenta de muy numerosos incidentes que pueden constituir crímenes de la competencia de la CPI de acuerdo con el Estatuto de Roma.

«A esto se suma el colapso prácticamente total de la infraestructura nacional de justicia de Palestina, por lo que no estaría en capacidad de investigar o enjuiciar los posibles crímenes cometidos en su territorio o por sus nacionales», añade.

En ese sentido, indica que «el Estado de Palestina es parte del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional desde el 1 de abril de 2015, por lo que ésta tiene jurisdicción para investigar los crímenes de su competencia ocurridos en el territorio del Estado palestino o por sus nacionales».

Finalmente, el gobierno mexicano cierra su comunicado afirmando que «confía en que estas acciones, basadas en la solución pacífica de controversias, puedan abrir espacios para un cese al fuego inmediato y contribuyan a allanar el camino para una paz duradera en la región sobre la base de la solución de dos Estados que convivan dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas».