27 de septiembre 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Los partidos de ChileVamos (UDI, RN y Evópoli) emitieron su propia declaración de lo que titularon como «50 años del quiebre de la democracia».

Dicho día es descrito por los partidos de derecha como lo que «marcó la culminación de una profunda fractura social y política que afectó gravemente nuestra convivencia, con efectos cuya huella pesa hasta hoy en nuestras relaciones y confianzas».

Y agregan que «la vivencia que cada persona experimentó y sus severas consecuencias, nos obligan a reflexionar sobre estas cinco décadas, tomar conciencia de los aprendizajes y errores cometidos por todos los sectores, y mirar hacia el futuro. Es imperativo hacer el máximo esfuerzo por alcanzar acuerdos básicos para el fortalecimiento de la democracia y la promoción de la dignidad humana. Es necesario dialogar sin límites, sin prejuicios ni miedos, y anteponer el bienestar del país y de las personas».

En este contexto, señalan que «renovamos nuestro compromisos», los que se detallan a continuación en siete puntos:

1. Nuestro compromiso con la democracia, comprometiéndonos a usar siempre los mecanismos institucionales como medio para resolver nuestras diferencias.

2. Nuestro compromiso con la Constitución y las leyes, respetando en toda acción el Estado de Derecho.

3. Nuestro compromiso con los derechos humanos, propiciando su protección y respeto irrestricto en toda circunstancia y oportunidad.

4. Nuestro compromiso con la paz y la buena convivencia, condenando toda expresión, movimiento o llamado que se valga de la violencia o el terrorismo para la promoción de sus ideas o el logro de sus objetivos.

5. Nuestro compromiso con la promoción de la dignidad humana en todas sus formas, como fuente de libertades y de garantías sociales que comprometen a todos y cada uno.

6. Nuestro compromiso con la libertad de pensamiento y de expresión, favoreciendo el pluralismo y la diversidad de ideas, en un ámbito de respeto, verdad y ecuanimidad.

7. Nuestro compromiso con la seguridad del país y su población, fortaleciendo la tarea de protección y resguardando a quienes cumplen dicha labor.

«Reflexionando sobre el pasado y observando el presente, invitamos a todas las personas que aman a Chile a trabajar unidos por nuestro porvenir, respetando las diferencias y las historias propias, sin pretender imponer verdades únicas, acogiendo con empatía el dolor de quienes han sufrido y buscando los espacios de acuerdo que nos lleven al futuro de bienestar, equidad y desarrollo humano al que aspiramos», sostienen.

Finalmente, hacen una invitación «al Gobierno, y en particular al Presidente Gabriel Boric y su equipo, a promover un mensaje convocante, que enfatice los aspectos que nos unen, sin odio ni resentimiento, velando porque el próximo lunes 11 de septiembre quede atrás la violencia política y sea una jornada pacífica y segura para todos».