21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La actual temporada de incendios forestales en Chile ha sido muy intensa, y con un incremento en relación con el período 2020-2021. A la fecha se mantienen activos diversos focos en distintos puntos del país, obligando a la Corporación Nacional Forestal (Conaf) a extremar los esfuerzos para enfrentarlos.

En este complejo escenario, y como parte del acuerdo de colaboración que mantiene hace años con Conaf, el Club de Planeadores de Vitacura realizó un importante aporte al organismo estatal para reforzar las labores de combate de incendios forestales, donando dos piscinas con capacidad de 40 mil litros cada una, que fueron ubicadas en el Aeródromo Municipal de Vitacura y en el Aeródromo de Chicureo -ambos administrados por el Club- que podrán ser utilizados por los helicópteros que opera Conaf para las labores que realiza en la Región Metropolitana y zonas aledañas.

El aporte de las estructuras es parte del apoyo permanente que el Club de Planeadores brinda al organismo estatal, a partir de una alianza que mantienen hace años las dos instituciones. De hecho, en diversas ocasiones la Corporación ha hecho uso de las instalaciones de los Aeródromos de Vitacura y Chicureo para que las brigadas operen desde ahí cuando han ocurrido incendios forestales en la capital, como los que se han registrado en los cerros San Cristóbal y Manquehue y en la zona norte de la Región Metropolitana.

Ambas piscinas fueron financiadas íntegramente por el Club de Planeadores, y ya están disponibles para su uso por parte de Conaf, las que fueron ubicadas estratégicamente con el objetivo de facilitar el trabajo del personal especializado en el combate de incendios.

“Hemos querido realizar este aporte, para hacer más expedito el trabajo de los helicópteros con que opera Conaf cuando se registran incendios en la Región Metropolitana, ya que se suman al sistema de combate de incendios, dos piscinas con una importante capacidad cada una. Esto es fundamental, considerando que actuar rápido es clave para impedir que las llamas se propaguen cuando se inicia un incendio”, puntualiza Arturo Diez, administrador de ambos aeródromos y representante del Club de Planeadores.

Base de Conaf en Chicureo

Este apoyo al organismo estatal se suma a otro aporte que anunció el Club en diciembre pasado, donde se dio conocer el acuerdo de ambas instituciones para concretar la instalación de una base de operaciones permanentes de Conaf en el Aeródromo de Chicureo (que es propiedad del Club), proyecto que contempla hangares para las aeronaves destinadas al combate de incendios, áreas de descanso para los brigadistas, estación de recarga de combustible, un Centro de Información y Asistencia a la Comunidad, y el apoyo de recarga de agua cuando se requiera, entre otros aspectos.

Todo esto, con el fin de prevenir incendios y enfrentarlos cuando se registre alguna emergencia de este tipo en la Región Metropolitana. “Estamos muy comprometidos con aportar a la comunidad desde la labor cotidiana que realizamos como Club en estos dos aeródromos, y qué mejor forma de hacerlo, que unirnos a Conaf en esta trascendental tarea, especialmente en un contexto de cambio climático y prolongada sequía que afecta a nuestro país”, afirma Arturo Diez.

Finalmente, el Club también mantiene un convenio con los municipios del sector oriente de la capital, que consiste en que los pilotos que son parte de la institución activan alertas preventivas a las autoridades si es que en sus vuelos habituales advierten que hay riesgo de incendio o que se inició algún foco de fuego.