23 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Representantes y apoderados del Colegio San Nicolás del Olivar de Viña del Mar, junto al diputado Tomás Lagomarsino (Partido Radical) emplazaron al ministro de Educación, Nicolás Cataldo, y alertaron que “tiene 17 días para dar una respuesta al colegio antes de que se ponga en real peligro su subsistencia”.

De acuerdo a lo detallado por el diputado Lagomarsino (Radical), “este colegio, que estuvo en medio del lugar donde se produjo el mega incendio que afectó las comunas de Viña del Mar, Quilpué y Villa Alemana en febrero de 2024, tiene habitualmente una matrícula en torno a 460 a 470 estudiantes, la que se ha visto con una disminución de cerca de un 13% a un 15% de su matrícula, producto de esta dramática situación. Y adicionalmente, producto de la misma contingencia, la asistencia de los estudiantes ha bajado en torno a un 25%”.

En ese sentido, explicó que “estos números ponen en riesgo al establecimiento por la subvención escolar que recibe, tanto ordinaria como preferente, como del programa PIE (Programa de Integración Escolar). Dicho establecimiento educacional es subvencionado, y no sabemos hasta hoy cómo llegará el día del pago desde el Ministerio de Educación el próximo 25 de abril”.

Asimismo, alertó que “si es que esos recursos no vienen ajustados a un promedio del año 2023, que es lo que se está solicitando -y que el Ministerio de Educación tiene todas las facultades para realizarlo de esa forma, dado el estado de excepción constitucional- el colegio puede o no resistir ni un mes después de dicha fecha, o puede eventualmente resistir de dos a tres meses si es que nos ponemos en el mejor de los escenarios”.

“En ese contexto, emplazo directamente al ministro de Educación, don Nicolás Cataldo, y acompañado de los apoderados profesores, asistentes de la educación, para que dé una respuesta sin más dilación y sin más retraso a este establecimiento educacional y a esta comunidad educativa. Tenemos 17 días hasta el 25 de abril para que dé una respuesta”, manifestó el parlamentario por la Región de Valparaíso.

De lo contrario, advirtió, “claramente el ministro incurrirá en una grave negligencia con el derecho a educación de los niños, niñas y adolescentes de este establecimiento educacional, que ya se ha visto fuertemente e incluso irreparablemente perjudicado, dañado por el mega incendio. No cometamos una negligencia más con niños, niñas y adolescentes que ya se han visto golpeados por este mega incendio”.

Por su parte, desde los docentes del Colegio San Nicolás de Olivar y los asistentes de la educación, expresaron su “preocupación” y declararon que “el Estado de Chile debería estar más comprometido, así como lo dice la Constitución y los convenios internacionales que ha firmado, y poner a ellos (los estudiantes) en primera línea”.

“Nosotros somos los que hoy estamos dando la batalla, somos los que hoy estamos brindando un servicio y necesitamos certezas. Y lo decimos con mucha humildad, no es por nosotros, no es solamente por las 60 familias que trabajamos ahí, sino también por todas las familias que nosotros atendemos y que hoy día la única certeza que tienen es la existencia del colegio”.

Mientras que en voz y representación de los apoderados del colegio, Isabel Pinto, enfatizó que “es muy importante que el Ministro, por favor, nos dé la opción de seguir en el colegio (..) No podemos tener a nuestros niños con la incertidumbre de si van a seguir o no en su colegio. Hay muchos niños vulnerables en nuestro colegio, tenemos el 93% de vulnerabilidad. Entonces, no es cualquier colegio”.

“Por favor, le pedimos tanto al Ministro como al Presidente de la República. Ellos lucharon. El Presidente luchó, cuando era joven, por la educación. Ahora le estamos pidiendo que nos siga dejando con educación a nuestros niños”, añadió.

De acuerdo a las cifras entregadas por la apoderada, son más de 300 niños y niñas los que podrían verse afectados, por ello fue insistente en pedir que “por favor, 17 días es mucho para que puedan dar una certeza de que se va a seguir con el colegio. Se los pido de corazón, porque ya hay una molestia para nosotros como apoderados que nos estén peloteando. Parecemos pelota de ping-pong. Nos reciben en todos lados, pero nunca se concreta nada”.

“Por favor, señor Presidente Gabriel Boric, póngase una mano en el corazón, usted que luchó por la educación, demuestre hoy en día que efectivamente eso es lo que usted quería para este país, una mejor educación”, concluyó.