18 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Con el compromiso de reducir en 30% los fallecidos en siniestros viales en los próximos diez años, la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito presentó hoy la Estrategia Nacional de Seguridad de Tránsito 2021-2030, trabajo que según afirmaron, «fue realizado con la participación de entidades públicas y privadas y representantes de la sociedad civil, como agrupaciones de víctimas en el tránsito y fundaciones ligadas a la seguridad vial».

En el lanzamiento realizado en un seminario virtual, el Subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, valoró el documento y destacó la importancia de aunar esfuerzos para reducir los fallecidos y lesionados graves en el tránsito en base a la Visión Cero.

“Necesitamos generar un cambio conductual en los conductores, ciclistas y peatones, con mayor cultura vial en el país y, en ese sentido, tenemos que plantearnos el desafío de reducir los fallecidos por siniestros de tránsito y generar mayor conciencia, responsabilidad y empatía entre los usuarios que se mueven por las diferentes ciudades del país”, señaló la autoridad del MTT.

La Estrategia Nacional de Seguridad de Tránsito contempla 152 medidas de acción de corto, mediano o largo plazo, que apuntan a la meta de reducción de siniestros viales como también de víctimas fatales y lesionados al 2030. Estas iniciativas están agrupadas en ejes estratégicos y proponen –entre otras- la implementación del Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones (CATI), una Licencia de Conductor por puntos, soluciones para la gestión de los puntos críticos de atropellos, aumentar la cobertura del test de drogas a conductores y planes de acción para usuarios vulnerables.

Respecto a los principales desafíos y metas que propone la Estrategia Nacional de Seguridad de Tránsito 2021-2030, se establece la reducción de fallecidos en los grupos prioritarios (niños, jóvenes, adultos mayores y usuarios vulnerables como peatones, ciclistas y motociclistas). Además, se trabajará en disminuir los decesos a causa de la velocidad imprudente y la conducción con alcohol y drogas. Otra meta es aumentar el uso de los sistemas de retención infantil de 49% a 75% e incrementar el uso del cinturón de seguridad en el asiento trasero de 17% a 90%.

“Perder a un ser querido en un siniestro de tránsito es un dolor profundo e irreparable para toda la familia, pero las muertes en el tránsito son prevenibles, ya que no son hechos fortuitos ni “accidentales”. La Estrategia Nacional de Seguridad de Tránsito 2021-2030 se basa en el enfoque de Sistema Seguro, que parte con el imperativo ético de que las muertes y lesiones graves ocasionadas por siniestros de tránsito son inaceptables. En este sentido, el documento establece una nueva hoja de ruta para las políticas públicas de seguridad vial de cara a la próxima década, con el fin de salvar vidas en el tránsito”, indicó la Secretaria Ejecutiva de Conaset, Johanna Vollrath.