21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Cuatro concejales de la municipalidad de San Ramón presentaron un recurso ante la Controlaría General de la República para que esta se pronuncie respecto a lo que consideran irregularidades en el proceso del concurso público para el cargo de secretario municipal donde fue seleccionado por el alcalde Gustavo Toro, quien se desempeñaba en el cargo de exclusiva confianza de la dirección jurídica del municipio.

Los ediles acusan que el concurso estaría viciado por prórrogas que el alcalde Gustavo Toro (DC) no explicó con claridad y que podrían haber irregularidades en la composición del comité evaluador que tras su informe

En conversación con Veritas Capitur, el concejal de la comuna, Maximiliano Morel (RD), relata que el concurso se abrió de forma tardía el 7 de febrero en circunstancias que el cargo de secretario municipal estuvo ocupado largamente por un subrogante que dejó el ex alcalde Miguel Aguilera (ex PS) hasta 2021 cuando el nuevo alcalde, Gustavo Toro, puso alguien en la suplencia que finalizaba el día 18 de febrero del presente año.

Morel señala que junto a la concejala Estefany Ñanculef (IND FA) les llamó la atención que luego de tres días de iniciado el concurso el alcalde, Gustavo Toro (DC) decidiera arbitrariamente su extensión, quedando aún 8 jornadas por delante para recibir postulaciones. “Es de sentido común que eso no tiene sentido. ¿Cómo prorrogan algo que todavía no termina?” comentó el concejal.

El asunto en cuestión fue planteado al alcalde quien de acuerdo al concejal fue un tanto esquivo al principio pero finalmente respondió que hasta entonces se habían recibido “dos o tres postulaciones”, lo que a juicio de Toro daba “poca transparencia al proceso” y explicaba la extensión del proceso de postulación. El concurso se prorrogó hasta el 14 de marzo. Durante todo este tiempo el comité evaluador inicial no terminó siendo el mismo que el de la etapa final.

EL COMITÉ EVALUADOR

El comité está compuesto por cuatro personas, entre ellas la Directora de Control, quien a juicio de Morel, “no tiene una relación muy buena” con el alcalde. Ella solicitó vacaciones para finales de febrero, fecha posterior al límite inicial para cerrar el concurso. Debido a su ausencia en el proceso, asumió la subrogancia Patricia Mardesic, directora de Desarrollo Comunitario (DIDECO), cargo de exclusiva confianza el que por ley el alcalde puede designar directamente. Sin embargo, el estatuto municipal determina que los subrogante deben pertenecer a la misma unidad.

Después de cuestionar este hecho, la directora de DIDECO enfermó y en su lugar quedó el director de la Secretaría Comunal de Planificación (SECPLA), Alejandro Lara, quien también desempeña un cargo de exclusiva confianza.

“Probablemente el alcalde prorrogó el concurso para que la directora de Control quedará fuera del concurso” observó el concejal.

LA MENTIRA

Una vez entregado el informe de evaluación final de la terna de postulantes al cargo de secretario municipal, los concejales consultaron al alcalde si había tomado una decisión al respecto hasta el 31 de marzo, día en que Morel consulta nuevamente al alcalde Toro y este le responde con negativa, ya que recién había recibido el informe del comité evaluador.

Finalmente supieron de la elección de forma sorpresiva el martes 5 de abril cuando llegaron a sesionar al Concejo y “vemos que está de secretario municipal un amigo del alcalde, que era su director jurídico de la municipalidad, que es cargo de exclusiva confianza”.

La persona en cuestión es Jorge Concha, quien es reconocido por el concejal como compañero de universidad del alcalde Gustavo Toro y posteriormente colega en otras labores.

Los concejales exigieron respuestas y explicaciones. En primera instancia se les entregó escasos documentos donde no se hallaban las calificaciones del comité evaluador. Posteriormente, vía correo, recibieron más documentación y ahora sí venía dicho documento en el que Jorge Concha aparece en el segundo lugar de los mejores calificados por el Comité. En esta segunda entrega de información tampoco encontraron los comentarios de la evaluación psicolaboral. Sin embargo, lo que sí hallaron fue una orden firmada por el alcalde en la que indicaba a la secretaría de hasta entonces que redactara un decreto designando a Jorge Concha como secretario municipal. El documento tiene fecha del 28 de marzo, días antes de que el alcalde le dijera que recién había recibido el informe evaluador.

“Con estos antecedentes nos terminamos de convencer de que algo estaba mal. Los plazos no cuadraban. El alcalde manejaba información que no debía manejar. Y encima nos mintió públicamente, en concejo”.

UNA CAUSA JUDICIAL

Tras estos hechos, los concejales no fueron los únicos en tomar acciones frente a estas eventuales irregularidades. Uno de los profesionales que participó del concurso para el cargo, David Cabedo, interpuso un recurso de protección contra la Municipalidad de San Ramón por lo que se habría incurrido “en una serie de actos arbitrarios e ilegales”.

En el recurso detalla que “nunca me llamaron vía telefónica, ni tampoco por correo electrónico para señalar la fecha en que debía comparecer a la entrevista de evaluación psicolaboral, sino que por lo que pude constatar con posterioridad, sólo habrían sido evaluados 4 postulantes de los cuales el Comité de Selección estableció una terna final, lo que a mi juicio es una acción ilegal y arbitraria, que contraría totalmente las bases del concurso público y la igualdad de todos los participantes”.

A lo anterior, añade que “solo recibí correo electrónico con fecha 14 de Marzo, de parte del Subdirector de Recursos Humanos de la Municipalidad de San Ramón, donde me señalaba que no había sido seleccionado para continuar en la siguiente etapa del concurso público para proveer el cargo de Secretario Municipal, agradeciendo mi participación”.

EL RECURSO EN CONTRALORÍA

De acuerdo a lo que señaló a Veritas Capitur el edil Maximiliano Morel, con el recurso presentado ante la Controlaría General de la República buscan que se determinen si efectivamente existieron irregularidades en el proceso. De ser así, esperan que el concurso sea anulado “y se vuelva a realizar como corresponde”.

Veritas Capitur intentó obtener la versión del alcalde de San Ramón, Gustavo Toro, pero desde el municipio indicaron que por ahora no quiere referirse al tema.