16 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) presentó su informe de Macroeconomía y Construcción (MACH 62) en el que da cuenta de un escenario crítico.

De acuerdo al reporte, la inversión en construcción no solo caería este 2022 hasta -4%, sino que se contraería por segundo año consecutivo en 2023 llegando a -5,3%, bastante más de lo se había previsto con anterioridad.

El escenario para 2023 se ha deteriorado por desplazamientos de cronogramas de inversión. Alta incertidumbre, precio de materiales, depreciación del peso y menor demanda impactarán la inversión inmobiliaria. El panorama también es complejo para la infraestructura privada, en especial por la recalendarización de inversiones mineras.

Este año la inversión en infraestructura productiva caería 20% anual, arrastrada por una menor inversión en infraestructura productiva privada (-21,6%). Para 2023, la CBC ha ajustado continuamente a la baja sus proyecciones tanto de inversión como de gasto en construcción.

Este año la inversión en infraestructura pública crecería menos de lo estimado anteriormente (10,8% vs. 14,9%) por efecto de la alta inflación y el precio de los materiales de construcción. En concesiones, destacan 16 proyectos en etapa de ingeniería y/o construcción. En resumen, la inversión total en infraestructura (productiva + pública) caería 5,9% este año.

Los orígenes de los problemas del sector de la construcción radican en la pandemia, de acuerdo al presidente de la CChC, Antonio Errázuriz, quien reconoció que «fue difícil reencantar a los trabajadores de la construcción», junto con la poca oferta de materiales y el aumento de precios de estos.

En materia de empleo, tanto en términos anuales como secuenciales, se sigue observando una desaceleración en la creación de empleo. Para este año se estiman alrededor de 92 mil trabajadores desocupados en el sector, casi 5 mil más que en 2021.

Por último, la CChC presentó una serie de propuestas que hacen relación con:

  1. Asegurar el pago oportuno por servicios prestados, disminuir tiemp6os de recepción en las Direcciones de Obras Municipales y reponer la certeza jurídica de los permisos.
  2. Destrabar iniciativas de inversión en curso que enfrentan dificultades para su desarrollo o entrega final por decisiones de distintos organismos públicos.
  3. Aprobar un reajuste extraordinario a los contratos de obras de infraestructura pública en ejecución, afectados por el fuerte aumento del precio de los materiales.
  4. Crear una línea de financiamiento especial para las empresas de las construcción (no califican para Fogape) y mejorar el actual mecanismo de reorganización judicial.
  5. Avanzar en la «Agenda Pro Productividad» comprometido por el gobierno. Aquí observan una severa debilidad tanto como país y como sector.
  6. Cambiar el enfoque de la reforma tributaria. Pensada para aumentar la carga tributaria a grandes empresas ahorrantes, afectará transversalmente a la industria. Poner énfasis en inversión y productividad.