6 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

“La pandemia ha estresado a las instituciones, al aparato público y al sistema de integridad, poniendo en tela de juicio las decisiones que se han tomado producto de los requerimientos para cumplir con la urgencia”, señaló el contralor general, Jorge Bermúdez, este lunes al dar inicio al IV Seminario Internacional Anticorrupción, que se realizará este 16, 18 y 20 de noviembre.

En la jornada inaugural, la discusión se centró en la democracia y los avances contra la corrupción. En ella también participó la presidenta del Consejo para la Transparencia, Gloria de la Fuente; y el catedrático de la Universidad de Leiden, Patricio Silva.

El mismo diagnóstico que el contralor tuvo el profesor Patricio Silva, quien opinó que la pandemia ha llevado a la democracia a estar bajo presión. “Este no es un asunto de gobierno, parlamento, partidos políticos o movimientos sociales. Las instituciones más que nunca se han visto debilitadas y por lo tanto hay que sacar lecciones para un período postpandemia”, dijo.

El contralor explicó que cada vez que se malgastan los recursos públicos no solo se afecta al erario nacional o al poder, sino a los ciudadanos. En ese sentido agregó que para avanzar se requiere de cuerdos entre el mundo público, el privado y la sociedad civil para hacer un trabajo conjunto al mismo tiempo que aplicar el uso de tecnología.

“Muchos de los hallazgos que ha hecho la Contraloría, referidos a conflictos de intereses, sobreprecios pagados o situaciones que incluso han terminado con investigaciones del Ministerio Público, se debe al uso de tecnología y al cruce de bases de datos”, enfatizó.

En ese mismo sentido, la presidenta del Consejo para la Transparencia, Gloria de la Fuente, señaló que como país tenemos el desafío de generar y promover una cultura de la transparencia donde las sanciones a la vulneración a la fe pública sean castigadas de manera drástica. “La pandemia será un gran aprendizaje en términos de cómo y cuándo tener acceso a la información por parte de los ciudadanos y cómo eso ayuda al control social. El control de los datos personales se hace un tema cada vez más relevante a propósito de la información que pueda estar circulando y que puede ser sensible”, agregó.

El contralor Bermúdez concluyó que “hay que reconstruir un valor esencial para la vida en sociedad y la democracia: la confianza. La manera de reconstruir la confianza pública es transparentando el porqué de las decisiones”.

El IV Seminario Internacional Anticorrupción tiene como objetivo generar un espacio de reflexión en que expertos a nivel internacional interactúen con ciudadanos latinoamericanos para reflexionar sobre los desafíos y oportunidades que la crisis del covid-19 presenta para el futuro de la lucha contra la corrupción.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA