17 de agosto 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La Contraloría General de la República sumariará a Carabineros y a la Dirección Nacional de Movilización Nacional (DGMN) del Ministerio de Defensa, luego que en una auditoría detectara una serie de irregularidades en la inscripción de armas por parte de civiles.

El organismo recopiló antecedentes desde el año 2015 al 2018, con el fin de determinar el cumplimiento de la Ley de Armas, en relación a la fiscalización que debe realizar la policía uniformada a la mencionada norma.

Según informó Biobío, en la indagatoria se encontró -entre otras cosas- que en Chile hay armas inscritas a nombre de menores de edad, y de personas fallecidas.

En detalle, 1.083 armas estarían inscritas por personas que “no eran mayores de edad” en los registros de la DGMN. Asimismo, y según el reporte hay otras 72 personas que -según estos registros- poseen armas, pero cuyos RUT indican que la inscripción se hizo antes de que nacieran.

Junto con ello, tres particulares aparecen con 271 armas inscritas, cantidad que supera el límite establecido por la ley.

Desde el Gobierno, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, señaló que «tenemos un viejo anhelo que es que avance el proyecto de ley de armas, para determinar ahí una legislación moderna. Ahí van a estar también los requisitos para poder inscribir un arma».

«Si esta situación está ocurriendo, es porque hay una legislación débil», agregó el secretario de Estado.