21 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Contraloría realizó una auditoría al Servicio Nacional de Menores (Sename) de la Región de Atacama y descubrió una serie de irregularidades, entre las que se cuentan la presencia de un funcionario inhabilitado para trabajar con menores de edad, alcohol en las bodegas de los establecimientos y falta de medidas sanitarias contra el Covid-19.

Un trabajador del Centro de Internación Provisoria y del Centro de Régimen Cerrado, ubicados en Copiapó, presentaba inhabilidades para trabajar con niños, niñas y adolescentes, lo que consta en un certificado emitido el 25 de marzo del 2020. De esta manera, se incumplió la ley que crea Inhabilidades para Condenados Sexuales contra Menores.

Por otro lado, en las bodegas de los establecimientos se encontraron 24 botellas de cerveza, que permanecen ahí desde una actividad de funcionarios realizada el año 2018.

También se detectó el incumplimiento de los protocolos Covid-19, ya que los gendarmes no usan mascarillas, el libro de ingreso está desactualizado y el fiscalizador de Contraloría no tuvo un lugar para lavarse las manos.

Además, en cinco organismos colaboradores del Sename se acreditó la falta de control en la distribución de donaciones, por ejemplo, celulares, y de elementos de protección personal.

Contraloría realiza un sumario para investigar estos hechos, al que se incorporarán todos estos antecedentes recopilados en la fiscalización de los recintos del Sename de la Región de Atacama.