6 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

El presidente Consejo para la Transparencia, Jorge Jaraquemada, y el contralor Jorge Bermúdez, realizaron un llamado al poder político y a la institucionalidad pública y privada y sociedad civil, a hacer frente a la profunda crisis de confianza para enfrentar el momento actual por el que atraviesa el país -marcado por la emergencia derivada de la pandemia por Covid-19- como “paso previo a la unidad”.

“Existe un paso previo a la unidad”, sostienen en una misiva redactada por ambos. “Se trata de algo en apariencia sencillo pero que reviste un trabajo complejo y sistemático, la confianza”. A su juicio, “mientras en Chile no logremos superar la profunda crisis de confianza en las instituciones, tanto públicas como privadas, que venimos arrastrando desde hace una década, se torna complejo aunar voluntades en un propósito común”.

Y seguido agregan: “Esto no quiere decir que sea una tarea imposible sino inmensamente desafiante, más aún, en un contexto adverso como es el control sanitario, económico y social de una pandemia como la que estamos viviendo en nuestro país y en el mundo”.

Respecto de las medidas y prestación de servicios por parte del Estado, los representantes de la Contraloría y del Consejo afirmaron que tan relevante como la eficacia y oportunidad “es que las autoridades y sus decisiones cuenten con una sólida base de apoyo”.

“De lo contrario -afirman- la ciudadanía no logra comprender y opta por prescindir de las recomendaciones o disposiciones adoptadas”. Asimismo, sostuvieron que dichas decisiones deben “estar revestidas de garantías de credibilidad que inviten a la adhesión y no al escepticismo, puesto este solo aumenta la desconfianza”.

Para Jaraquemada y Bermúdez en un escenario de falta de confianza «se torna complejo aunar voluntades tras un propósito común”. “Para volver a confiar, especialmente en el difícil contexto por el que transitamos, necesitamos más transparencia y más probidad: entregar información clara, segura y de manera sencilla, realizar rendiciones de cuentas oportunas, completas y veraces y supervisar minuciosamente el gasto público”, subrayaron.

Ante ello, consignaron: “la transparencia y dar acceso a la información pública, posibilita una participación ciudadana fundada en datos y antecedentes, mejorando la calidad del debate público y de las decisiones político-administrativas, potenciando el control social y previniendo la corrupción”.

“Con la convicción de la imperiosa necesidad de alcanzar estos objetivos, el Consejo para la Transparencia y la Contraloría General de la República, junto con hacer este llamado, ponen a disposición todas sus herramientas, conocimiento, experiencia y capacidades para contribuir a propiciar que se construyan donde no existan, o se reconstruyan donde estén quebrantadas, las bases de una indispensable confianza para nuestra institucionalidad democrática”, finaliza la carta.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA