30 de junio 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) anunció la firma y acuerdo con las empresas GNL Quintero, CAP y Air Liquide, para financiar el desarrollo de las primeras plantas de producción de hidrógeno verde a escala industrial en Chile, proyectos que se instalarán en distintas regiones del país y que, en línea con el compromiso de los últimos gobiernos y el actual, buscan contribuir a un desarrollo sostenible para el país.

Estas tres iniciativas son parte de las seis que seleccionó la Corporación en diciembre pasado, y que una vez instaladas, tendrán una capacidad total de electrólisis de 388 MW, tamaño equivalente a lo que actualmente está en operación a nivel mundial. Con ellas, además, se proyectan inversiones por US$1.000 millones y una producción de más de 45.000 toneladas de H2V al año, lo que reducirá más de 600.000 toneladas de CO2 anuales.

«Estos proyectos son el puntapié inicial para acelerar el desarrollo de una industria del hidrógeno verde en Chile, la que no solo es una gran oportunidad de desarrollo económico, sino que es una pieza clave para avanzar hacia una transición energética justa y el desafío de la descarbonización para enfrentar la crisis climática», destacó el vicepresidente ejecutivo de Corfo, José Miguel Benavente.

El proyecto que firmó GNL Quintero S.A, denominado «Hidrógeno Verde Bahía Quintero», contempla el desarrollo, construcción y operación de la primera planta de este energético a gran escala, ubicada en la Región de Valparaíso. Contará con una capacidad instalada de electrolización de 10 MW, con la que producirán alrededor de 500 toneladas de hidrógeno verde. El monto adjudicado por Corfo asciende a los US$5.7 millones.

En tanto, la iniciativa de CAP S.A, «H2V CAP», implementará en la Región del Biobío, una planta de hidrógeno verde que tendrá una potencia de electrolizadores de 12 MW, para una producción estimada de 1.550 toneladas al año y, junto a otras iniciativas ya implementadas, reducir más de 161.000 toneladas de CO2 anuales. El aporte de Corfo para esta iniciativa es de US$3.6 millones.

«CAP se ha comprometido a innovar en el desarrollo de un prototipo de planta de H2V en Talcahuano para así estudiar la posibilidad de producir acero verde al año 2030 y reducir sustancialmente la huella de carbono de Siderúrgica Huachipato», señaló el gerente general de CAP, Julio Bertrand.

Y la tercera empresa en firmar fue Air Liquide S.A., con su proyecto, «Antofagasta Minería Energía Renovable (AMER)», con la que espera producir 60.000 toneladas por año de e-metanol a partir de energía renovable, hidrógeno verde y CO2 capturado desde una fuente fija. Con una potencia de electrolizadores de 80 MW, se instalará en la Región de Antofagasta y el monto adjudicado por Corfo alcanza los US$11, 7 millones.

«Estamos verdaderamente orgullosos de ser parte de este importante proyecto, que colocará a Chile a la vanguardia regional en la fabricación de combustibles renovables y limpios, los cuales serán la base para su futuro desarrollo energético y económico». resaltó el director general de Air Liquide Chile, Alexander Young.

El aporte de Corfo para estas iniciativas será destinado a la inversión en electrolizadores para el desarrollo de sus proyectos de Hidrógeno Verde en el país y cuyo comisionamiento se proyecta para diciembre de 2025.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA