19 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Con fecha 23 de febrero de 2020, la Ilustrísima Corte Suprema falló en contra del Recurso de Protección interpuesto por la empresa Desarrollo Inmobiliario Bellavista S.A., declarando que la Municipalidad de Recoleta ha actuado conforme a derecho, poniendo fin a una larga disputa judicial por la construcción ilegal del edificio residencial ubicado en calle Dardignac N°44.

La sentencia de la Corte Suprema confirmó que la Municipalidad y su alcalde, Daniel Jadue, han actuado apegado a la normativa legal vigente y que el Decreto de demolición del edificio -construido al margen del plan regulador comunal- es legal.

El fallo, firmado por las ministras Ángela Vivanco, Adelita Ravanales, Eliana Quezada, el ministro Rolando Carroza y el abogado integrante, Álvaro Quintanilla, dejó afirme la caducidad de los permisos de construcción y la orden de demolición.

Jadue expresó su conformidad con la sentencia y afirmó que “con este fallo se caen todas las mentiras de la inmobiliaria, pues aquí lo que ha ocurrido -de verdad- es que hemos logrado demostrar en la justicia que quienes cometieron una ilegalidad, en medio de un manto de corrupción, fueron ellos y que el edificio que tanto han defendido no cumple con las normas vigentes”.

[irp posts=»9800″ name=»TC declara admisible recurso de inmobiliaria contra Fiscalía para que continúe investigando a alcalde Daniel Jadue»]

El jefe comunal de Recoleta, agregó que “durante mucho años hemos dado una batalla judicial contra la corrupción y estamos muy contentos especialmente por los vecinos y vecinas del barrio Bellavista, porque no hay que olvidar que fueron ellos quienes denunciaron al inicio de todo esto, es decir, las malas prácticas en la otorgación de permisos de edificación en Recoleta bajo la administración de la UDI”.

La Municipalidad de Recoleta celebró el fallo y manifestó que este es un triunfo judicial de gran envergadura que establece un precedente importante para las futuras construcciones inmobiliarias en todo Chile, donde lo primordial es el respeto a los planes reguladores y el respeto a los barrios.