23 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

A través de una transmisión de Instagram Live, la alcaldesa viñamarina Macarena Ripamonti reveló que se están realizando diversas investigaciones y recibiendo denuncias sobre malas prácticas históricas en la gestión del municipio viñamarino, donde lo más grave sería la detección de “prácticas ilegales que revisten características de crimen organizado”, según sostuvo.

La jefa comunal, tras 34 días de gestión puntualizó que no sólo es el déficit heredado en el municipio la prinicipal preocupación de la actual administración; también se han detectado otras irregularidades en la estructura municipal y en la Corporación. Por ejemplo prácticas de abuso laboral que han derivado en sumarios administrativos e investigaciones sumarias; en paralelo, detectaron que múltiples sumarios permanecían estancados en su investigación, guardados en cajones, situación que será revertida levantando dichos expedientes para su revisión.

Para evitar que esto se siga repitiendo desarrollaron un reglamento de denuncia y detección de situaciones de acoso, ya que el objetivo es establecer un comportamiento institucional de buenas prácticas.

Sin embargo, lo más “grave”, según mencionó Ripamonti, está en la detección de hechos que revisten características delictuales, los que se fueron revelando a medida que las investigaciones internas avanzaban, junto con denuncias que se han recibido en las últimas horas, antecedentes que fueron enviados al Ministerio Público, y en donde los testimonios han quedado validados notarialmente. Para ello, a partir de este viernes, arribará un equipo externo de fiscalizadores, con experiencia en la detección de delitos de alta complejidad y expertos en la persecución de hechos de esta naturaleza.

Según la autoridad, había prácticas normalizadas, como por ejemplo establecer bases de licitación destinadas a proveedores conocidos.

La alcaldesa fue clara al sostener que -a su juicio- lo descubierto corresponde a situaciones de “crimen organizado”, lo que se ve avalado por denuncias de acciones irregulares insertas en las estructuras organizativas del municipio, con la existencia de defraudaciones de dineros públicos, lo cual será revelado a medida que avance la investigación interna del equipo especializado, junto con las diligencias de la Fiscalía.

“Detectamos prácticas ilegales que revisten características de crimen organizado… vamos a perseguir con todos los instrumentos que sean posibles para que esto se investigue”, aseveró Ripamont.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA