23 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Han sido múltiples las reacciones tras la revelación del Fiscal Nacional, Jorge Abott sobre una reunión que sostuvo con el vicepresidente del Senado, Jorge Pizarro previo a ser ratificado como jefe del Ministerio Público, y cuando el legislador y sus hijos eran investigados por el caso SQM.

El ex fiscal, Carlos Gajardo, quien fue sacado de la investigación del caso SQM, señaló que:

«Las revelaciones son especialmente graves porque confirman que el proceso de selección del fiscal Abbott como Fiscal nacional fue especialmente poco transparente. La reunión que se ha conocido que sostuvo con un imputado de la causa como era en ese momento Jorge Pizarro en su propio domicilio es absolutamente improcedente y creo que explica muchas de las decisiones que se fueron tomando en el futuro en el curso de la causa».

Al ser consultado sobre si cree que Abbott deba dejar su cargo, Gajardo respondió: «Me parece que restando solo un año para el término de su mandato, lo que corresponde mas bien es que ojalá el próximo año 2022 las fuerzas políticas que son las que van a tener designar al Fiscal Nacional tengan la altura necesaria para nombrar a una persona que esté acorde a los grandes desafíos que tiene la institución».

Hoy el senador Jorge Pizarro se refirió al escándalo luego de asistir a una reunión protocolar junto a la presidenta del Senado, Ximena Rincón: “él (Abbott) me pidió la reunión a través de una persona y explicó por qué quería ser el candidato como lo hizo con muchos otros senadores, y eso es todo”, indicó.

Fue él quien pidió la entrevista y lo hizo en cuanto yo era jefe de la bancada demócrata cristiana, así que no hay ninguna situación ni anómala ni extraña. Tanto es así que el propio fiscal reconoce que después ellos se querellaron, o sea, buscaron desaforarme para acusarme”, explicó.

Finalmente, Pizarro reiteró que fue “la Corte de Apelaciones de manera categórica, prácticamente casi unánime, les dijo que no había mérito ni causa”.