7 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

  • El Ministerio Público aclaró que «se logró desacreditar versiones que daban cuenta de la existencia de amarras y sangre al interior del recinto».

El Octavo Juzgado de Garantía de Santiago decretó el sobresimiento de la causa, iniciada a fines del año pasado, por un supuesto centro de torturas al interior del metro estación Baquedano, en el marco del estallido social.

La decisión se tomó luego que la Fiscalía Oriente no lograra acreditar los hechos, «sino muy por el contrario se descartaron», dijo el fiscal Álvaro Pérez, quien agregó que «se logró desacreditar versiones que daban cuenta de la existencia de amarras y sangre al interior del recinto».

El persecutor además aseguró que hubo una «inexistencia de denuncias de personas que hayan sido víctimas -en el sentido de la denuncia-. Se logró totalmente desacreditar y descartar la existencia de este centro de torturas al interior de la 60 Comisaría de Carabineros en el metro Baquedano».

INDH ASEGURA QUE NO FUE LLAMADO A DECLARAR

Mediante una declaración pública, el Instituto Nacional de Derechos Humanos aseguró que «establecer la verdad sobre los hechos denunciados será siempre el primer paso para alcanzar la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, tan necesarias en el contexto de la crisis social iniciada el 18 de octubre».

«Cuando el INDH recibe esta denuncia ciudadana, la madrugada del 23 de octubre de 2019, se activaron los protocolos establecidos y funcionarios de la institución acudieron de inmediato a la estación de metro Baquedano, en cumplimiento de su mandato legal», detalló el organismo.

En su declaración, el INDH dijo además que «con los antecedentes disponibles en aquel momento, el INDH decidió no presentar ningún tipo de acción judicial por el caso. Durante los meses que duró la investigación de esta causa, el INDH nunca fue llamado a declarar».

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA