28 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Nuevos detalles han sido revelados entorno a la investigación que lleva adelante la Fiscalía por los convenios entre la Seremi de Vivienda de Antofagasta y la fundación Democracia Viva.

Recordemos que durante esta jornada, La Tercera reveló que a comienzos de octubre la exsubsecretaria de Vivienda, Tatiana Rojas, declaró que había informado al ministro Carlos Montes sobre los convenios con la fundación liderada por Daniel Andrade antes que estallara el caso en la prensa.

Ahora, el mismo medio revela que la delegada Presidencial para el Biobío, Daniela Dresdner, también sabía de los polémicos convenios desde antes que el medio Timeline los hiciera públicos. De acuerdo a su declaración, la delegada fue advertida de la situación por la diputada Catalina Pérez, parlamentaria por Antofagasta y ex pareja de Andrade.

Según se reveló, Dresdner se enteró a partir de otro cuestionamiento sobre Andrade: Sus asesoría al Ministerio de Defensa. En ese contexto supo de «la otra situación».

Según consigna La Tercera, la delegada declaró que «cuando la diputada Catalina Pérez me llamó para preguntarme mi opinión respecto de una información que había salido en prensa, en la cual se indicaba que ella había realizado gestiones para posicionar a Daniel Andrade en la Subsecretaría de Defensa, ante lo cual le respondí que no había ningún antecedente que pudiese sustentar dicha acusación, por lo que se quedara tranquila».

«Me indicó que había otra situación, mencionándome que Daniel Andrade había firmado unos convenios con el seremi del Minvu Carlos Contreras, quien fue mi remplazante como jefe de gabinete de la diputada Catalina Pérez, respondiéndole que dicha situación si era más compleja, ya que no tiene justificación», agregó en su declaración.

Finalmente, cabe recordar que la delegada Dresdner ha declarado debido a su rol en la constitución de Democracia Viva.

Por último, según el mismo medio, finalizó sus dichos señalando que «antes de que se dieran a conocer los hechos a la opinión pública, hablé con Daniel Andrade y le pregunté si estaba todo en regla, respondiéndome que sí, que había hablado con la gente del partido de Revolución Democrática, la bancada parlamentaria, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y el Ministerio de Defensa, por lo que no había ningún problema».