16 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Voluntarios en la reconstrucción tras lo incendios que afectaron durante febrero a Viña del Mar denunciaron una lamentable y reprochable situación, señalando que entre los aportes y donaciones fueron recibidas más de un centenar de bebidas gaseosas que se encuentran vencidas.

El hecho se registró en el sector de Pompeya Sur, uno de los más devastados por la tragedia, donde según el periodista Alex Dixon (@alexdixonf) expuso en sus redes sociales que junto a un grupo de voluntarios hace un par de semanas estaban repartiendo los packs de bebidas en lata entre los vecinos, lo que hicieron durante varios días hasta que notaron la fecha de vencimiento: fecha de expiración, diciembre de 2023.

Se trata de la bebida Fanta Misterio, una gaseosa de edición especial de la empresa Coca Cola que fue lanza en octubre de 2023, con motivo de Halloween.

De acuerdo al periodista, «los vecinos no recuerda quién fue a reglar las bebidas, ya que todo el tiempo reciben donaciones. No se puede afirmar que haya sido regalada por la empresa, pero tampoco descartarse a menos que haya un investigación de por medio».

Tras lo constatado, Dixon afirma que llamó al Sernac en dos ocasiones para denunciar la situación y que «en primer instancia, me indicaron que tendría que llamar directamente a la embotelladora de la empresa; y en la segunda ocasión, me indicaron que ellos no podían iniciar ninguna investigación ya que no hubo cliente comprador del producto, al tratarse de una donación».

«Por tanto, Sernac señaló que se debería denunciar en el Juzgado de Policía Local», agregó.

Sobre el origen de la «donación», no descarta que se trate de una empresa minorista «que regaló un stock sobrante de bebidas, sabiendo o no que ya había pasado la fecha de expiración de éstas. Afortunadamente, quizás debido a la composición de las bebidas, no se conocen casos de intoxicación por ingerir las bebidas»

«Aún así, es sumamente lamentable que este siga siendo el enfoque al momento de ayudar, de deshacerse de lo que sobra. En vez de regalar otro tipo de bebestibles, se deshacen de una stock acumulado de una campaña pasada que ya pasó su fecha de vencimiento», concluyó.