16 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La Embajada de China reconoció haber instalado un centro en Viña del Mar, descartando eso sí que se trate de un «cuartel policial secreto», sino que es para entregar «servicios a chinos en territorio chileno».

Todo nace luego de la publicación de un informe internacional por parte de Safeguard Defenders (organismo de derechos humanos). En el documento dan cuenta de la instalación de 54 «estaciones de servicio» en 30 países, incluyendo Chile, específicamente en Viña del Mar.

«Con respecto a la supuesta ‘estación de la policía secreta china en Chile’ mencionada en dicho informe, en realidad, es un centro de servicio de chinos en el extranjero. Dada la distancia entre China y Chile y el tráfico afectado por la pandemia, gran cantidad de ciudadanos chinos en Chile no pueden regresar a China a tiempo para servicios como la renovación de su carné de identidad y la licencia de conducir. Como solución a estas dificultades particulares, autoridades municipales de origen en China han abierto una plataforma de licencias en línea». indicó la sección Política de la embajada china a El Mercurio.

Según ha trascendido, en el lugar no se realizan actividades relacionadas con el gobierno chino y actualmente solo parece una bodega que aseguran que es propiedad de una empresaria china.

Al solicitar una verificación legal de la dirección, desde la embajada señalaron que «no es una oficina física sino una plataforma digital y que están indagando si el servidor computacional que brinda tales servicios está en esa ciudad».

Según el propio Safeguard Defenders, estas «estaciones de servicio en el extranjero» tienen el objetivo de desarrollar tareas administrativas para ayudar a los ciudadanos chinos que vivan en el extranjero. No obstante, «también tienen un propósito mucho más siniestro y totalmente ilegal», pues a través de «operaciones de persuasión» intentarían coaccionar a personas que supuestamente se manifiestan en contra del régimen chino y así hacerlos volver.

Es por esto que desde la embajada aseguran que el informe «está lleno de especulaciones subjetivas y mentiras, lo que en nombre de los llamados ‘derechos humanos’, glorifica a los fugitivos sospechosos de corrupción como ‘víctimas’, tolerando y encubriendo de esta manera los delitos de corrupción, lo que está totalmente en el lado opuesto de la justicia y el Estado de Derecho». «El gobierno chino seguirá luchando contra la corrupción con apego a un enfoque de tolerancia cero, y contra todo tipo de delitos transnacionales. En este proceso, China cumple estrictamente el Derecho Internacional y respeta plenamente la soberanía judicial de otros países», agregaron.

«China insiste en el principio de la no intervención en los asuntos internos de otros países. No tenemos la necesidad ni la intención de desplegar la supuesta ‘policía secreta’ en el extranjero», plantea la embajada, que acusa que la situación es una denuncia «irresponsable» que buscaría mostrar a China como una amenaza.

RESPUESTAS A LA SITUACIÓN

Hay que recordar que la ministra del Interior, Carolina Tohá, informó que el gobierno participa de la investigación que busca esclarecer la instalación de este centro apostado en Viña del Mar.

A nivel internacional, en tanto, la cancillería de Irlanda instruyó cerrar una «estación de servicio de policía» china que funcionaba en Dublín.

Por su parte, en Canadá informaron que investigan a comisarías chinas ilegales instaladas en el territorio.

La cancillería neerlandesa investiga dos de estos centros apostados en los Países Bajos.