21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Los diputados Republicanos Mauricio Ojeda y Cristián Araya, junto a otros parlamentarios de la tienda política, presentaron un proyecto de resolución, en el que se solicita al Presidente Gabriel Boric hacer los trámites necesarios en EE.UU. y la Unión Europea, con el fin de que se declare internacionalmente como terroristas a las organizaciones que se han adjudicado ataques incendiarios en el sur de Chile.

En la solicitud de los parlamentarios, se solicita que se declare bajo esta condición a las organizaciones Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Weichan Auka Mapu (WAM) y a todos los denominados Órganos de Resistencia Territorial (ORT), los que se han adjudicado ataques incendiarios en las Regiones de La Araucanía, del Biobío, Los Ríos y Los Lagos.

“Llegó la hora de hacer acciones concretas y reales en contra de la violencia en la zona sur de nuestro país. (…) Todo aquel grupo que se adjudique actos terroristas en nuestra región de La Araucanía y el sur de Chile, debe ser declarado como organizaciones terroristas», aseveró el diputado Ojeda, representante del Distrito 23.

Mientras que su par Cristián Araya -Distrito 11, Región Metropolitana-, expresó que “los chilenos de la Región de La Araucanía y la Provincia de Arauco, merecen vivir en paz. Por eso hemos solicitado al presidente de La República que inicie las gestiones para que de forma internacional se declare como agrupaciones terroristas a todos los grupos que están detrás de los violentos ataques, tanto incendiarios como otros”

En este contexto, durante la sesión especial realizada en al Cámara de Diputados, en que asistió la ministra del Interior Izkia Siches, los parlamentarios -junto a sus pares José Carlos Meza y Johannes Kaiser- le entregaron un listado con los 3.500 atentados ocurridos en las últimas décadas, en que 51 chilenos han perdido la vida en la zona.

“Es una lista llena de historias, de personas y de vivencias que tenemos ahí, para que se tome la consideración», sostuvo Ojeda.

Finalmente, ambos legisladores hicieron hincapié en que con el terrorismo no se dialoga, sino que “se le combate de frente, siempre y sin miedo”