16 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

A Sebastián Sichel le llueve sobremojado. A las denuncias por presunto financiamiento irregular de su campaña a diputado en 2009, hoy se suman antecedentes pero relacionadas a la actual candidatura para ser Presidente de la República.

En esta oportunidad por los aportes que ha recibido de distintos directores de las empresas Lipigas, Gasco y Abastible, cuestionadas por la Fiscalía Nacional Económica que recomendó prohibirles que vendan gas licuado.

Según publicó El Mostrador, representantes de directorios de las 3 principales empresas ligadas al gas han aportado económicamente millonarios montos a la campaña de Sichel, no así al resto de los candidatos.

El medio asegura que -en base al registro del Servel- el 14 de septiembre, el vicepresidente de Abastible, José Odone Odone, aportó $1 millón de pesos.

Luego, el 21 de septiembre, recibió $5 millones de parte del vicepresidente de Lipigas, Jaime García Rioseco, y dos depósitos de uno de los directores de Lipigas, José Miguel Barros Van Hovell Tot Westerflier, por $5 millones cada uno, es decir, un total de $10 millones.

Mientras tanto que el 29 de septiembre, se sumaron $500 mil de parte de uno de los directores de Gasco, José Ignacio Laso Bambach.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA