5 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La noche de este domingo se conoció el fallecimiento del sacerdote Tito Rivera, quien según la información dada a conocer por Radio Bío Bío, se suicidó tras padecer una severa depresión.

El religioso era investigado por abuso sexual al interior de la Catedral Metropolitana.

Nació en Rancagua en 1951 y desde marzo de 2019, estaba en calidad de imputado por el delito de abuso sexual contra un joven, hecho que habría ocurrido el 2015. Se encontraba con arresto domiciliario y arraigo nacional, mientras se extendía la investigación de la Fiscalía Centro Norte.

“Yo no he tenido relaciones sexuales con menores de edad, tampoco con jóvenes acólitos, las relaciones que he mantenido han sido con adultos mayores de edad del ámbito religioso, de las parroquias de la iglesia, de los grupo juveniles, pero no son muchos. Me duele que me califiquen de depredador sexual», dijo el sacerdote en su declaración al Ministerio Público.

Según Bío Bío, Tito Rivera padecía depresión dado el contexto de la pandemia, la presunta violación por la que era indagado y un nulo apoyo de la Iglesia.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA