27 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

El expresidente argentino Mauricio Macri (2015-2019) fue procesado por presuntamente espiar, cuando era jefe de Estado, a familiares de los 44 marineros muertos en el naufragio del submarino militar ARA San Juan en 2017, dijo el juez a cargo de la investigación este miércoles.

A Macri se le imputa «el delito de realizar acciones de inteligencia prohibidas como autor, en virtud de haber habilitado la producción de tareas de inteligencia ilícitas, creando las condiciones para que sea posible realizar, almacenar y utilizar datos sobre personas», según a la decisión de 174 páginas del juez federal Martín Bava, y responderá al proceso en libertad.

El magistrado también prohibió a Macri salir del país. Además, el juez ordenó la retención de 100 millones de pesos (unos $ 943.000) del expresidente, de conformidad con la resolución.

El expresidente se dirige a Argentina, luego de visitar Chile, donde se encontraba desde ayer, para participar en un evento en un hotel de Santiago, como presidente de la Fundación FIFA.

En un comunicado a la prensa chilena al salir del hotel, Macri calificó el proceso de “persecución política”.

“Ya dije que esto es una persecución política, que termina en lo que ya todos sabíamos”, declaró, antes de dirigirse al aeropuerto para regresar a Buenos Aires.

El expresidente argentino puede apelar la decisión del juez de Dolores, que se encuentra a unos 200 kilómetros al sur de Buenos Aires, en la Cámara Federal de Mar del Plata.

Cuando fue llamado a declarar el 3 de noviembre, Macri defendió su inocencia en un testimonio escrito ante el juez. Previamente, el expresidente intentó sacar al magistrado del caso alegando su impedimento, pero su solicitud fue rechazada en dos instancias.

“No espiaba a nadie, nunca tuve a nadie en mi gobierno espiando. Nunca he visto ningún informe de ningún familiar en el ARA San Juan ni de ningún otro barco ”, dijo el expresidente en la carta que presentó al tribunal.

La denuncia alega que familiares de soldados muertos en el naufragio del ARA San Juan fueron interceptados y otros interceptados por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el año en que trataban de averiguar la suerte corrida por el barco y los marineros.

“El contenido de la información recabada, la intención expresa y el carácter sistemático de los documentos analizados en este caso permiten afirmar que esta producción ilegal de inteligencia tenía un objetivo: Mauricio Macri”, advirtió el juez.

“Con base en los informes que adelantaron al imputado [Macri] las alegaciones que harían los familiares de los 44 tripulantes en una reunión, incluso aquellas en las que se revelaron las manifestaciones del colectivo de familiares en Mar del Plata”, en Todos estos documentos “Es posible ver la matriz ideológica y la causa motivacional que llevó a AFI a producir esta información”, agregó.

El submarino ARA San Juan, un TR-1700 de 66 metros de largo construido en Alemania, desapareció en noviembre de 2017 con 44 personas a bordo mientras patrullaba aguas argentinas.

El buque fue encontrado un año después, a una profundidad de 900 metros, con la ayuda de armadas de otros países.

Macri es el 12 ° imputado en el caso en el que también están imputados Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, entonces jefes de los servicios de inteligencia.

 

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA