23 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La expareja del diputado Cristóbal Urruticoechea (Partido Republicano), Tamara Küpfer, reveló que utilizó durante cerca de cinco años la tarjeta que se entrega a parlamentarios para que carguen combustible en vehículos oficiales.

Recordemos que en 2022 Ciper reveló que familiares de parlamentarios usaban estas tarjetas, donde entonces destacaba Küpfer por ser quien lideraba el listado con 38 cargas. El reportaje dio pasó a la apertura de una investigación que hasta la fecha no ha concluido, ni Küpfer ha sido citada a declarar.

Ahora, Küpfer reveló a Ciper que «esa tarjeta yo la tuve alrededor de cinco años. La tuve desde el primer periodo que salió (electo Cristóbal Urruticoechea) el 2018, hasta que salió la noticia de ustedes. Él me la pasó por un tema de comodidad cuando vivíamos en Los Ángeles, para que pudiera echar (bencina) con la tarjeta y no andar pagando yo, porque era más rápido».

«En ese tiempo, de la plata que me daba para los gastos de la casa, me descontaba un monto que era con el que él iba a pagar la tarjeta», agregó.

Según dijo al medio, el diputado republicano le descontaba un monto entre $150 mil a $200 mil mensuales.

Sobre lo anterior, profundizó señalando que «él me dijo que era un tema de comodidad y que el auto, como estaba a nombre de él, tenía la tarjeta de la Cámara, porque él era el diputado y que él iba a pagar la tarjeta todos los meses, como si se lo hubiera pasado la empresa equis».

Asimismo, confirmó que las cargas no se utilizaba en relación al trabajo parlamentario.

Consultada por Ciper si el diputado planteaba que restituiría los fondos a la Cámara, Küpfer lo confirmó, sin embargo sobre si finalmente lo hizo dijo que «no, no me consta. Y cuando salió la noticia (el reportaje de CIPER en 2022) ahí supe que eso no había pasado, porque, me imagino, si hubiera restituido la plata no hubiera quedado la escoba que quedó».

Además, afirmó que el diputado le dijo que no había restituidos los dineros, «pero solo cuando salió la noticia».

«Que había salido la noticia, que era un movimiento político en contra de él y que habían sacado esto. Yo le pregunté: ‘¿Cuál es el problema? Si en el fondo es plata que, claro, se ocupó la tarjeta de la Cámara, pero es plata que tú has ido pagando todos los meses’. Y ahí me dijo que no, que, en el fondo, como la tarjeta era del Congreso, se pagaba con los gastos del Congreso», añadió.

Por último, cabe señalar que Ciper consultó al parlamentario sobre lo revelado por su expareja, quien reconoció facilitar las tarjetas pero que «no para el uso del consumo personal».

Ante la insistencia para que esclareciera el fin que las facilitó, dijo que «le estoy respondiendo… Y sobre si yo iba a restituir algo, no, yo no he dicho nada de eso».

Finalmente, consultado por el para qué pudiera su expareja haber utilizado los fondos, respondió que «esa es la investigación que están haciendo ustedes pues y la fiscalía, así que fiscalía se pronunciará sobre el tema, ¿no?».