21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Se comienza a terminar el verano y para el turismo es período de balances. Y más allá de que las cifras muestran una recuperación respecto de la temporada alta pasada, el rubro está muy lejos de alcanzar niveles prepandemia.

Y la reactivación de la industria no ocurrirá mientras no se recupere el turismo receptivo, plantean desde la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) y sus gremios asociados, Hoteleros de Chile, Achiga y Achet. Situación que en el sector atribuyen a las trabas y restricciones que mantienen frenada la llegada de visitantes internacionales al país.

El problema, aseguran desde Fedetur, es que sin turismo receptivo no es posible reactivar al sector, lo que a su vez impide crear los 113 mil empleos que aún faltan por recuperar de todos los que se perdieron durante la pandemia. “Debemos entender que el turismo es una actividad compuesta por distintos servicios que están encadenados entre sí, donde los visitantes internacionales son fundamentales, porque cuando vienen a Chile, por lo general utilizan gran parte de esa cadena de servicios, desde transporte aéreo y terrestre, alojamiento turístico, gastronomía, guías, por mencionar algunos. Por lo tanto, si este subsector no está funcionando, provoca un freno importante a toda la industria, y de ahí nuestra urgencia de que se reactive”, asegura Ricardo Margulis.

Y la única forma de que el turismo receptivo se ponga de pie, puntualiza el representante gremial, es que las autoridades eliminen las trabas que hoy hacen engorroso y tedioso el proceso para venir a Chile. “Una de las principales es la homologación de vacunas que se exige para ingresar al país, y que en reiteradas oportunidades hemos pedido que se elimine, ya que somos el único país del mundo que lo solicita. Otro requisito que dificulta el proceso es el examen PCR que se pide a la llegada, y que perfectamente puede ser reemplazado por el mismo test, que se haga 24 o 48 horas antes de embarcarse a Chile, lo cual disminuiría mucho los tiempos de espera de los pasajeros en el Aeropuerto de Santiago, que actualmente pueden demorar hasta más de tres horas en realizar los trámites de aduana y sanitarios. Y como tercer punto, está la apertura total de los pasos fronterizos terrestres, ya que actualmente sólo están habilitados algunos que funcionan en horarios acotados. Todo esto nos ha llevado a una enorme pérdida de competitividad frente a los países que tienen procesos de ingreso más expeditos”.

“Frente a esta realidad, como sector necesitamos con urgencia que se ponga término a las limitaciones que actualmente impiden la recuperación de la industria del turismo, lo que implica terminar con este enfoque restrictivo, que incluye también dejar atrás el plan Paso a Paso y sus restricciones de aforo, que afectan al sector gastronómico y de los eventos corporativos y de negocios. Por lo mismo, hacemos un llamado a las autoridades de este gobierno y el que asumirá en los próximos días, a que acojan nuestras solicitudes y nos permitan ponernos de pie para seguir aportando al progreso de Chile y sus habitantes”, destaca Margulis.

El representante gremial añade “que la realidad sanitaria del país es hoy infinitamente mejor respecto del inicio de la pandemia, considerando lo que se ha aprendido durante el proceso, la cantidad de población vacunada con dos, tres y hasta cuatro dosis, y porque contamos con protocolos muy rigurosos que nos permiten comenzar a abordar el manejo de la pandemia desde una perspectiva preventiva y no restrictiva, y que al mismo tiempo se oriente a la recuperación de la economía y de los diferentes sectores productivos”.

“Son miles las pymes y trabajadores del sector turismo que están dependiendo de este cambio de enfoque y de la reactivación del turismo receptivo. “Tanto nosotros, como nuestros gremios asociados le hemos manifestado con claridad a las autoridades actuales y a las que asumirán, lo esencial que es avanzar hacia una nueva etapa en el manejo de la pandemia”, concluyó Ricardo Margulis.