14 de junio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Una dura crítica realizó la Fenats ante el manejo de la pandemia por Covid-19 por parte del Gobierno. Esto, luego que el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso anunciara la habilitación de un nuevo espacio -cerrado al tránsito de personas- transitorio para la custodia de los cuerpos de personas fallecidas.

«Las imágenes aterradoras de cadáveres en un pasillo del Hospital Carlos Van Buren, se viralizaron causando pavor entre la población; una población que hasta el momento parece no terminar de comprender la real situación sanitaria del país, debido, en gran parte, a la falta de claridad de las políticas adoptadas por las autoridades, que titubean entre cuidar a la gente y complacer al mercado», indicaron.

[irp posts=»19428″ name=»Probable colapso sanitario: Hospital Van Buren habilita nuevo espacio para custodia de fallecidos»]

La Fenats Nacional advirtió que «actualmente no existen recursos suficientes para atender a todos los contagiados de Covid-19, quedan menos de 200 camas críticas en todo el territorio nacional y se privilegiará a los pacientes con mayores posibilidades de sobrevivir, el personal de salud es insuficiente y se encuentra agotado física y mentalmente».

Asimismo, agregan, «la vacuna no evita el contagio, solo aminora la gravedad de la enfermedad y sus efectos aún están en observación».

Respecto a la situación del Hospital Van Buren, señalaron que «queremos ser tajantes en que el colapso podía haberse previsto. Las autoridades sanitarias, tanto del Hospital, del Servicio de Salud, como de la Seremi, tienen la obligación de generar los recursos técnicos y humanos necesarios, que aseguren el buen funcionamiento de los centros de salud y adelantarse a este tipo de situaciones».

«Es difícil entender que deban filtrarse imágenes desgarradoras, para que entonces aparezcan los camiones con contenedores para cadáveres. Es difícil entender que con un 30% de ausentismo laboral del sector salud, no se invierta en nuevas contrataciones», acusaron.

Finalmente, advirtieron que «No queremos asustar a la población; lo que queremos es que hagamos las cosas bien. Que el gobierno facilite los recursos económicos necesarios, que las autoridades se escuchen a los trabajadores, que se adelanten a los posibles escenarios y que la gente comprenda que puede morir si no se cuida».