29 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, instruyó a los funcionarios que porten su arma institucional fuera de horario laboral y vestidos de civil, también conocido como «de franco», con el fin de repeler eventuales delitos.

La instrucción llamada «Persona que no posee armamento particular» además establece que los funcionaros que no cuenten con arma propia, puedan solicitar una y las respectiva municiones.

En detalle, el documento señala que «atendidas las diversas actuaciones del personal de Carabineros, que en calidad de franco y en cumplimiento del deber de manera valerosa y aun a riesgo de su propia integridad física, presta auxilio policial a víctimas de graves delitos, cuyos hechores lo hacen con armamento de alto poder de fuego; o bien, cuando son ellos mismos y sus familias quienes son víctimas de la delincuencia».

Y agrega que «la máxima autoridad institucional ha dispuesto que el personal de Carabineros que no posea arma particular y que, de estimarlo necesario, pueda optar a solicitar que se le proporcione un arma y munición fiscal para que sea portada en calidad de franco, acorde a la normativa contenida en el reglamento de armamento y municiones para Carabineros de Chile».

Finalmente, el instructivo también establece cinco aspectos a considerar para la otorgación del arma: Hoja de vida del funcionario, práctica de tiro al día, informe del mando de unidad, que exista carga de armamento suficiente, y cualquier otro antecedente relevante.