Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

En las elecciones del próximo 15 y 16 de mayo, la ciudadanía podrá elegir a cuatro autoridades: alcaldes, concejales, a los integrantes de las Convención Constitucional y a los gobernadores regionales. Sobre estos últimos, tres de los postulantes al cargo por la Región Metropolitana explicaron las atribuciones este inédito puesto.

El gobernador regional será quien presida al Consejo Regional, reemplazando la figura del intendente, pero sin realizar todas sus funciones. Como parte del plan de regionalización, por primera vez estas autoridades serán elegidas vía votación popular -por mayoría, es decir, más del 40% de los sufragios válidamente emitidos-, y durarán cuatro años en el cargo. 

De esta manera, el gobernador será el encargado de promulgar, previo acuerdo del consejo regional, el plan regional de ordenamiento territorial, los planes reguladores metropolitanos e intercomunales, comunales y seccionales, y los planos de detalle de planes reguladores intercomunales (instrumento de planificación que orienta, fomenta y regula el desarrollo urbanístico del territorio).

En la Región Metropolitana, son seis los candidatos al puesto: Claudio Orrego (DC, Unidad Constituyente); Catalina Parot (Evópoli, Chile Vamos); José Rojo Edwards (Partido Republicano); Karina Oliva (Comunes, Frente Amplio); Pablo Maltés (Partido Humanista); Nathalie Joignant (Partido Ecologista).

LEE TAMBIÉN:  Sellos especiales y sala de custodia: Servel explica las medidas de seguridad de las urnas en elecciones

Sobre las atribuciones del gobernador regional, esto explicaron algunos de los postulantes. “Es una figura que se coordina con los alcaldes, en materia de desarrollo territorial, desarrollo económico, desarrollo social de la región, como un coordinador de la gestión de los alcaldes, y un elemento que coordina entre los alcaldes y las autoridades centrales”, aclaró Catalina Parot.

“Tendremos a cargo la coordinación, la supervigilancia y la fiscalización de todos los servicios que dependan o se relacionen con el Gobierno Regional. Además, nos haremos cargo de la planificación, del ordenamiento territorial y el desarrollo de la región”, expuso Karina Oliva.

 

“Tiene que ordenar el territorio. El Plan Regulador Metropolitano depende del futuro gobernador y también del gobierno regional. Planes integrales en materia de seguridad, en materia de medioambiente, son parte de lo que tiene que hacer esta autoridad”, afirmó Claudio Orrego.

 

Según los datos publicados por el Servicio Electoral (Servel), en la Región Metropolitana existen 5.836.223 personas habilitadas para sufragar en las elecciones. Con estos datos, la o el futuro gobernador regional tiene el potencial para convertirse en la segunda autoridad -después del Presidente de la República– en ser electa con la mayor cantidad de votos.

 

LEE TAMBIÉN:  Megaelecciones: Locales de votación ya se encuentran bajo resguardo del Ejército

Con esto, para los y las candidatas, este nuevo cargo debe ser “el vocero de la ciudadanía ante las autoridades centrales”. “Debe poner su talento, liderazgo y experiencia al servicio de las soluciones a los grandes problemas transversales que tiene nuestra región: seguridad, medioambiente, el transporte, la vivienda“, señaló Orrego.

“Nuestra misión es ser un Gobierno Regional útil para la gente, pensando en la construcción de una ciudad sin miedo, superando las desigualdades y exclusiones históricas de las R.M. Donde la dignidad y la justicia social dejen de ser un sueño, y logremos que sea una realidad”, explicó Oliva.

Sobre lo mismo, para Parot será clave la coordinación con los alcaldes. “El trabajo del gobernador y en este caso mío, será un trabajo destinado a las personas, y quien quiera darnos la mano, y traspasar buenas iniciativas de un municipio al otro, obviamente será bienvenido. No nos vamos a detener si en esa comuna existe un alcalde de un color político o de otro”.

En concreto, el gobernador regional deberá trabajar a la par con los jefes comunales, de manera de formular estrategias de desarrollo regional, considerando las políticas y planes comunales respectivos.

LEE TAMBIÉN:  Descentralización: Este fin de semana se votará por primera vez por gobernadores regionales

Así, las labores de esta nueva autoridad serán principalmente de gestión, coordinación y fiscalización. Pero ¿de quién dependerá el orden público?

DELEGADO PRESIDENCIAL

Con la eliminación de la figura del intendente, se crea el ya descrito gobernador regional, y surgen además los delegados presidenciales. Se trata del representante del Presidente de la República en cada región, es decir, es un cargo de confianza, no de elección popular.

Su principal función será velar por el resguardo de las personas y sus bienes, es decir, estará a cargo del orden público, con la atribución de solicitar colaboración de las fuerzas de seguridad, según lo establece la ley.

Por ahora, los gobernadores regionales estarán en sus cargos desde el 10 de julio de 2021, hasta el 6 de enero de 2025, con la opción de ser reelectos una sola vez. Si ninguno de los candidatos obtiene el 40% de los votos válidamente emitidos, se procederá a una segunda vuelta entre las dos primeras mayorías, a realizarse el próximo 13 de junio.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO