6 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

El ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Cristián Monckeberg y la ministra de Transportes, Gloria Hutt, anunciaron la estrategia legislativa que permitirá avanzar en nuevas sanciones frente a los ataques a vehículos del transporte público.

En ese sentido, el ministro Delgado señaló que “cuando se quema a una máquina, no solamente se está quemando el fierro, las ruedas o el bus, también se está dinamitando el estado de derecho y la dignidad de las personas. Eso no lo podemos aceptar. Tenemos que decir basta. Detrás de la quema de un bus no hay ninguna causa. No podemos normalizar que detrás de la quema de un bus haya una causa o alguien quiera vincularlo a una causa. Eso es inaceptable”.

Las autoridades hicieron un llamado al Congreso para acelerar tramitación del Proyecto de Ley que sanciona estos hechos, conocida como Ley Juan Barrios. Además, el Ejecutivo impulsará la tramitación de un Proyecto de Ley de un grupo transversal de parlamentarios, que sanciona ataques al transporte público y la infraestructura asociada.

[irp posts=»9873″ name=»Guevara e incidentes en Santiago: Ocurrieron graves violaciones a los DDHH por parte de delincuentes»»]

Al respecto el ministro Monckeberg recalcó que «desde hace unos meses hemos venido construyendo una agenda en materia de seguridad y con el ministerio del Interior estamos haciendo los esfuerzos para que esa coordinación empiece a dar frutos en el Congreso. Esta es una labor en conjunto, en la que Segpres coordinará y apoyará la labor legislativa que Interior lleva adelante en materia de seguridad para que dé buenos resultados».

De acuerdo a estadísticas del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, un 40% de los viajes motorizados en Santiago se realizan en transporte público.

La ministra Hutt precisó que “el Transporte Público ha probado ser una herramienta de equidad. Hemos hecho un enorme esfuerzo por subir la calidad, por devolver a las personas servicios como los que merecen, por poder movilizarnos en la ciudad en buenas condiciones en Santiago y en las regiones, por eso la pérdida de buses tiene un impacto que supera la pérdida material, porque impacta directamente en la calidad de vida de los miles de usuarios que a diario viajan en el sistema. Este tipo de hechos son una perdida y un deterioro que daña directamente a las personas”.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA