Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Buscando agilizar su tramitación, el Gobierno le puso la urgencia legislativa de discusión inmediata a la reforma de pensiones, que actualmente se encuentra en el Senado.

La iniciativa, que el Ejecutivo ingresó al Congreso en noviembre del 2020, se encuentra en su segundo trámite constitucional y ahora deberá ser despachada por el Senado en un plazo máximo de seis días.

El senador Juan Ignacio Latorre (RD) cuestionó la estrategia del Gobierno y planteó que “esos cambios estructurales se tienen que dar posterior a la nueva Constitución y no legislar de manera acelerada antes para tratar de salvar el negocio de las AFP”.

LEE TAMBIÉN:  Comisión de Trabajo despacha reforma de pensiones tras más de un año de tramitación

En ese sentido, el parlamentario consideró que “el proceso constituyente debe dar la discusión sobre qué sistema de seguridad social necesita Chile para el siglo XXI, de cómo superamos el modelo de las AFP y transitamos hacia un modelo solidario, público, con financiamiento tripartito de trabajadores, empleadores y el Estado”.

Los principales aspectos del actual proyecto de reforma previsional son el aumento en un 6% de la cotización y el fortalecimiento del Pilar Solidario, que pasaría de cubrir del 60% al 80% de la población más vulnerable.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO