18 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El archipiélago no presenta casos activos de Covid-19, y se encuentra en Fase 4, Apertura Inicial, del Plan Paso a Paso hace meses. Es por esto que, pescadores, dirigentes sociales, comités y clubes deportivos instaron a las autoridades sanitarias a «desplazar y repensar el impacto del toque de queda, en términos sanitarias, para nuestra comuna».

A través de una carta dirigida a las autoridades regionales de la Región de Valparaíso, los habitantes del territorio insular solicitan la reevaluación de la medida de confinamiento para el territorio. «Hemos seguido las normativas que se desprenden del Estado de Excepción en nuestro país (…) El toque de queda nos ha afectado en lo emocional, comunitario, y principalmente económico«, se lee en la misiva.

En el documento se agrega que «la principal actividad económica de nuestro territorio es la pesca artesanal, la cual se ha visto afectada por el toque de queda, ya que siendo la economía interna el gran impulsor de desarrollo local, el disminuido funcionamiento de los locales de comida en la comuna, merma las posibilidades de comprar productos, teniendo que poner esfuerzos en los envíos al continente».

Finalmente, los pobladores apelan a la salud mental para modificar la medida. «El toque de queda frena el desarrollo de actividades fundamentales a su vez para la emocionalidad de nuestra población, considerando, además, que debido a nuestra condición geográfica, en las islas se oscurece más tarde, por tanto a las 22.00 debemos correr a nuestras casas, a plena luz del día».