27 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El Ministerio de Hacienda presentó su Informe de Finanzas Pública (IFP) correspondiente al segundo trimestre, en donde actualizó sus proyecciones de los principales índices macroeconómicos del país, destacando un leve recorte en las perspectivas de crecimiento y una mejora en la inflación.

En el caso del crecimiento, la proyección para el Producto Interno Bruto (PIB) anual apunta a un 0,2%. Un reajuste a la baja tras el IFP anterior que señalaba un 0,3%.

En cuanto a la inflación, las proyección señala que el IPC cerrará el año en un 7,8% después que se en el último IFP se apuntará a un 7,9%.

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, en la presentación del IFP ante la Comisión del Senado, declaró que «en general, todo lo que es precios, estamos con datos prácticamente idénticos a los que teníamos en el primer trimestre. Todo eso nos da bastante más seguridad, no solamente respecto de la actividad económica del año, sino que también respecto de las proyecciones que tenemos de ingresos fiscales. Ya conocido el resultado de la Operación Renta, el resto ya está mucho más ligado a actividad contemporánea».

El economista Economista y Gerente de Intelligence en Corpa Estudios de Mercado, Pavel Castillo, comenta que «la proyección de Hacienda pese a haberse recortada sigue siendo optimista respecto al mercado. Por ejemplo, nosotros esperamos un crecimiento de -0,5% para el PIB de 2023. Si bien hay cierto optimismo en el mercado por el último dato de inflación y la esperada baja de tasas del BC, aún es luego para comenzar a ver un repunte en otros aspectos claves de la actividad económica, como el consumo».

En esa misma línea estaría el PIB Minero reajustado a la baja hasta el 4,0%, cayendo desde estimación previa de 4,9%. Por su parte, el PIB no minero mantuvo su proyección de 0,5%.

Además, entre los precios hay reajustes a la baja en el dólar, llegando a $811 ($814 anteriormente); y en el cobre que pasa a US$ 3,85 la libra (US$ 3,86 la libra anteriormente).

Asimismo, también se recorta la estimación en el precio del petróleo WTI hasta US$ 76 el barril (US$ 79 el barril anteriormente).