14 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El hijo del cónsul chileno en Barcelona, Jaime Ferraz, fue detenido por la policía Cataluña tras escapar de una fiscalización al vehículo con patente diplomática en que viajaba junto a un grupo de españoles, quienes terminaron estrellándose y siendo trasladados hasta las dependencias de la policía, que sospecha de su participación en un intento de robo a una tienda de telefonía que se desarrolló en momento previos.

De acuerdo a lo revelado por el medio español El Taquígrafo, fue el pasado viernes que la policía de Cataluña, divisó un vehículo que les pareció sospecho, ya que en su interior viajaban seis personas. Tras indicarles que se detuvieran, emprendieron la huida a gran velocidad, perdiendo el control en ella y accidentándose. Los seis ocupantes fueron detenidos y se constató que eran cinco españoles y un chileno.

Los detenidos fueron puestos a disposición de los Mossos d’Esquadra, y fue entonces que el chileno dijo ser hijo del cónsul y chileno y reclamó inmunidad diplomática. Los investigadores confirmaron el parentesco, aunque también comprobaron que este vínculo no dispone de inmunidad.

Además, los agentes de la División de Investigación Criminal señala que previo al intento de control por parte de la policía, los detenidos habrían intentado un robo a un tienda de telefonía, lanzando tapas del alcantarillado para romper las vitrinas de la tienda, lo que finalmente no se concretó y quedó en una tentativa de robo con fuerza.

El hijo del cónsul junto a los otros cinco españoles además están siendo investigados poro otros presuntos robos con características similares que se habrían realizado durante agosto. El mismo medio señala que el Juzgado de Guardia formuló cargos, dejándolos en libertad bajo la cautelar de presentarse cada  días ante dependencias judiciales, aunque para el chileno será de forma semanal para prevenir su salida del país.

Pese a que no existe un pronunciamiento oficial de la Cancillería chilena, fuentes al interior confirmaron el hecho señalando que «es una situación que afecta al familiar de un cónsul».

Y precisaron que «no nos corresponde dar más detalles, dado que no es algo que involucre al consulado ni comprometa su funcionamiento, y se trata de una situación del ámbito personal».

Lo anterior debido a que, según señalaron, «el auto es de propiedad del cónsul, pero tiene patente diplomática. Habría sido sacado por este joven sin permiso del padre. La cancillería chilena ya dio permiso a las autoridades españolas para que el auto sea registrado. Se necesita permiso porque al tener patente consular se encuentra a resguardo de lo que señala el tratado se Viena». Y agregaron que «el vehículo siempre estuvo en la comisaría».

«Cabe señalar que, de ser necesario, la Cancillería facilitará todo lo que requiera la justicia española, de acuerdo a nuestras competencias y a la legislación vigente», concluyeron.