27 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Uno de los tres detectives de la Policía de Investigaciones (PDI) suspendidos e investigados por el homicidio de la subinspectora Valeria Vivanco, renunció a su derecho a guardar silencio y prestará declaración ante el tribunal el próximo 10 de septiembre.

Se trata de Leonel Contreras Canales, quien prestará testimonio de forma voluntaria ante el Duodécimo Juzgado de Garantía de Santiago a las 10.00 hrs y en modalidad de videoconferencia.

El policía, junto a otros dos colegas, acompañaron a Vivanco el día en que murió baleada en medio de un procedimiento ocurrido en los límites de la comuna de La Granja, con La Pintana el pasado 13 junio.

Los tres detectives fueron suspendidos luego que se estableciera que la bala que mató a la subinspectora pudo haber sido disparada por uno de ellos mediante un arma institucional. En ese sentido, las sospechas del homicidio recaen en Contreras, esto debido a que fueron halladas trazas de pólvora en sus manos, las cuales se incrustan en quienes percutan un disparo.

El detective, junto a otros dos funcionarios de la policía civil, está siendo investigados por obstrucción en la indagatoria de la muerte de Vivanco, sin embargo, no  está cumpliendo medidas cautelares ya que no ha sido formalizado por el Ministerio Público.

Por su parte, La abogada de Leonel Contreras, Diana Correa, aseguró que “el hallazgo de ese tipo de elementos no implica necesariamente que una persona haya disparado un armamento de fuego, puede haber transferencia de material”.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA