30 de enero 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La diputada Cristina Girardi (PPD) presentó un proyecto de ley que establece que los establecimientos educacionales en el año 2021 no podrán obligar a los estudiantes a usar uniformes escolares como indumentaria distintiva, evitando imponer un gasto extra a los hogares de los niños, niñas o adolescentes. Además, su uso no determina una mejora en la educación.

En su fundamento, la iniciativa apunta a entregar una ayuda a las familias, mitigando los efectos que está teniendo la pandemia del COVID-19, como es el ahorro en la compra de uniformes escolares, que pueden fluctuar en muchos casos, entre 40 y 70 mil pesos, pudiendo destinar esos recursos a otras necesidades básicas.

“Junto a otros miembros de la Comisión de Educación estamos presentando un proyecto de ley para plantear que durante el año 2021, cuando esperamos se pueda llevar a cabo el retorno a clases que el uniforme no sea exigible. Esto básicamente para no imponer a las familias una carga económica adicional a las que se tendrán cuando salgamos de esta pandemia”, expresó la diputada Cristina Girardi.

En Chile, según la última Encuesta de Prepuestos Familiares (julio 2016 – junio 2017) realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el promedio de gasto en los hogares en el ítem educación alcanza un total de 72.566 pesos.

[irp posts=»4097″ name=»La analogía del ministro de Educación: Si vamos a abrir escuelas para una votación, podemos abrirlas para los alumnos»»]

“Sabemos que esta pandemia ha generado un impacto brutal en término de pérdida de trabajo, disminución de los ingresos familiares y creemos que hacer exigible algo que no hace a la educación como es el uniforme, sería un despropósito”, subrayó Girardi.

A su vez, el proyecto establece que a partir del año 2022, las comunidades escolares serán las que decidirán el tipo de vestimenta que se utilizará por parte de los estudiantes para acceder y permanecer en los establecimientos.

La moción parlamentaria de la diputada Cristina Girardi (PPD) cuenta con el apoyo de Juan Santana (PS), Rodrigo González (PPD), Camila Vallejo (PC), Camila Rojas (Comunes) y Florcita Alarcón (PH), entre otros.