Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

  • Desde el 28 de agosto de 2020 se viene produciendo una notoria actividad sísmica en el estrecho de Bransfield, que se ubica entre las islas Shetlands del Sur y la península Antártica. En el sector se encuentra el monte submarino Orca, considerado un centro volcánico activo.

A partir de la actividad sísmica que se ha producido desde agosto pasado en el sector norte de la península antártica, se constituyó una Mesa Técnica integrada por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI), el Centro Sismológico Nacional, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) y el Instituto Antártico Chileno (INACH).

Según los datos emanados desde la Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Sernageomin, los sismos registrados en la zona del estrecho de Branfield, han tenido en promedio una magnitud de 5.4, hasta el movimiento telúrico de este sábado que alcanzó una magnitud de 7.1.

El director del INACH, Marcelo Leppe, explicó que «hace unos meses hemos venido anticipando que existía una actividad sísmica anómala en el Continente Blanco. Por esa razón, hemos planificado con la ONEMI, el SHOA y particularmente con el Programa de Riesgo Sísmico de la Universidad de Chile la instalación de sensores de última generación para la medición de estos fenómenos telúricos».

Estos sensores sísmicos se instalarán durante la actual Expedición Científica Antártica (ECA 57) durante el mes de febrero.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO