29 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El diputado Tomás Lagomarsino (Partido Radical) abordó la ley corta de Isapres aprobada por el Senado, criticando la mutualización que calificó como el “perdonazo más descarado” y afirmando que “el Gobierno miró para el lado” con su aprobación.

Al respecto, el diputado Lagomarsino (Radical) sostuvo que “el Gobierno miró para el lado mientras se aprobaba la mutualización que es el perdonazo más descarado e indignante que pueda haber”.

De igual forma, precisó que “claramente hay que tener una fórmula que permita darle viabilidad al sistema privado en un futuro, pero aquello no puede ser a costa de la deuda que tiene la Isapre con su afiliado”.

“Yo me pregunto, si esta deuda fuera con los bancos y con instituciones financieras ¿Habría en este Congreso Nacional un perdonazo de iguales características y que tiene estos dos componentes?”, agregó.

Sobre lo anterior, detalló que “primero un componente de eliminación retrospectiva de los excedentes que fue incluso aprobado con votos progresistas. Y segundo, también una mutualización que fue también aprobada en el Senado”.

“Aquí los cobros realizados en excesos durante tanto tiempo tienen que ser restituidos a los afiliados”, sostuvo el parlamentario de la Comisión de Salud de la Cámara.

Por eso el diputado hizo “un llamado a la ministra de Salud, la doctora Ximena Aguilera, a transparentar la cifra actualizada de la deuda. Los US$ 1.400 millones eran a diciembre de 2022 y ese monto ha crecido exorbitantemente en los últimos meses, en casi más de un año, producto de la no aplicación del fallo de la Corte Suprema”.

Asimismo, emplazó a las autoridades “a llevar una discusión de forma transparente porque el último informe de la Superintendencia de Salud disminuía la deuda a cerca de US $1.100 millones, pero con la aplicación de la eliminación retrospectiva de los excedentes”.

En ese sentido planteó que de cara a la segunda parte de la tramitación, “para hablar, primero que todo hay que tener una actualización de la cifra de la deuda en la aplicación literal del fallo al 31 de enero de 2024 para que sepamos realmente la cifra de la cuál estamos hablando. Y además, saber cuánto es lo que en la aplicación literal del fallo se le tiene que restituir a los afiliados, tanto en su monto máximo como en su monto mínimo”.

“Es la única forma de que llevemos una discusión transparente y con alturas en la Cámara de Diputadas y Diputados a la vuelta del receso legislativo”, recalcó el legislador radical.

Además, respecto a las acciones que espera del Gobierno, señaló que en primer lugar, “llamaría al Ejecutivo a ir al Tribunal Constitucional ahora y no al finalizar la tramitación del proyecto de ley corta. Producto de que este es el momento para zanjar una diferencia que tiene que ver con la discordancia en torno a este proyecto en los términos que fue despachado del Senado, y la aplicación del fallo de la Corte Suprema ante la eventualidad de que el proyecto de ley, cómo va ahora, transgreda dicho fallo”.

En segundo lugar, “no me hace sentido que no se le haya colocado un tope al incremento y el reajuste de los planes base en esta tramitación legislativa. Aquí parece que el Gobierno miraba para un lado mientras se ingresaba la mutualización y finalmente se aprobaron dos perdonazos para las Isapres y, además, un reajuste extraordinario y fuera de toda racionalidad para los afiliados”.

A juicio del parlamentario, “lamentablemente se está buscando achicar al mínimo posible el universo de personas que puedan optar a las Isapres. Actualmente ha habido una migración de cientos de miles desde las Isapres a Fonasa. Y con esto, se está terminando de consagrar de que el mercado de las Isapres se reduzca desde un 17% a un 5% o menos de la población”.

“¿Vamos a hacer a las Isapres entidades elitistas que solamente pueden financiar y pagar del 3% al 5% de la población en Chile? ¿O vamos a permitir que las personas de clase media, que por muchas décadas se han esforzado para mantener cobertura dentro de las Isapres por el debido resguardo de sus familias, puedan acceder también a esas instituciones pero con una adecuada regulación y resguardo de la cotización obligatoria? Así cómo también, por supuesto, una adecuada regulación en materia de utilidades, de costos de marketing y de la fuerza de ventas. Claramente está fuera de toda razonabilidad lo que ha despachado el Senado”, cuestionó el diputado.

De igual forma, expresó que “espero que tengamos una discusión en la Comisión de Salud de la Cámara con altura de mira, con números transparentes, actualizando la cifra que en diciembre de 2022 ascendía a US$ 1.400 millones. Llamo al ministerio de Salud a transparentar cuánto es la cifra de deuda de las Isapres con sus afiliados al 31 de enero de 2024, y cuánto es el monto máximo y mínimo a restituir, porque en el promedio, por supuesto, está la trampa”.

El diputado enfatizó en su observación y en sus cuestionamientos señalando que “aquí se está haciendo un perdonazo, producto de que esa deuda es de las Isapres con los afiliados, pero yo me pregunto e insisto: ¿Se haría el mismo perdonazo si esta deuda fuera con los bancos? Creo que no”.

“Tenemos que ponernos en los pies y en los zapatos de los afiliados que por décadas se han esforzado para mantener coberturas y una mejor salud. Y que, ahora, cuando las Isapres les deben restituir fondos el Gobierno mira para el costado y este Congreso Nacional aprueba dos perdonazos: La eliminación retrospectiva de los excedentes y, además, la mutualización”, concluyó.