23 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El diputado Tomás Lagomarsino (Partido Radical) abordó en mayor profundidad este jueves el proyecto de ley corta de Isapres que fue despachado desde la Comisión Mixta, en donde destacó algunos de sus elementos y fue crítico de otros, como lo acordado sobre el Índice de Costos de la Salud (ICSA), sobre lo que dijo sentir “repulsión” pero que “en función del realismo político que hay que tener a veces y la responsabilidad, hay que tragarse”. En ese contexto, hizo un llamado a votar con responsabilidad para “no generar problemas en el sistema de salud”

En primer lugar, el parlamentario explicó el mecanismo de pronto pago “que puede ser calificado como un perdonazo, es cierto, pero que tiene una gran diferencia del perdonazo que se estaba generando inicialmente. Recordemos que entonces estaban los contratos administrados, la eliminación retrospectiva de los excedentes, y la mutualización que eran perdonazos que no le preguntaban a los afiliados. Es decir, por el solo mandato de la ley esos recursos desaparecían”.

“Nosotros hemos elaborado un mecanismo que es el pronto pago, que efectivamente permite recalcular la deuda pero que el afiliado puede aceptar o rechazar. Si la acepta, se le paga en una única cuota un monto rebajado de la deuda, es cierto. Pero si lo rechaza, se tiene que pagar todo íntegramente en un plazo mayor de tiempo. Y eso es una buena noticia porque nos permitió descomprimir la discusión y avanzar a tener una respuesta que es con la venia del afiliado. Si el afiliado quiere que le paguen todo, rechaza la propuesta”, añadió.

Consultado respecto al rechazo al informe que han anunciado algunos parlamentarios, principalmente de la Cámara, argumentando que el proyecto de ley sería un ‘perdonazo’, respondió que “creo que hay que ir abordando cada uno de estos elementos por separado porque cada uno tiene sus complejidades”

En ese sentido, afirmó que “la prima extraordinaria no es un perdonazo, y el pronto pago podríamos decir que es un perdonazo, pero que tiene que ser aceptado por el afiliado. Eso para hablar en términos claros”.

En detalle, explicó que la prima extraordinaria responde a que “dado que al aplicar la tabla única de factores de riesgo que baja los planes tres veces a las mujeres para equilibrar las carteras -lo que le baja a las mujeres para permitir el fin de la discriminación entre hombres y mujeres- hay que equilibrarlo en el conjunto de los afiliados. Y eso a mí me parece del todo justo porque, efectivamente, las Isapres deben tener los recursos suficientes para alcanzar y pagar sus obligaciones contractuales. Es decir, prestaciones, licencias médicas y otros beneficios, porque si no, de lo contrario, esas prestaciones no se pagan con otros recursos”.

Respecto al ICSA sin contención de costos por tres años, manifestó que “es una medida con la cual no estuve de acuerdo, pero recordemos que esa medida no estaba hasta el miércoles en la mañana. Teníamos el pronto pago y la prima extraordinaria con un tope de 10% que habíamos conseguido mantener, ampliando el plazo de pago 10 a 13 años, en las negociaciones con la oposición. Y el ICSA sin contención de costos por tres años, que es una cuestión que claramente a uno le genera repulsión, fue incorporada por la oposición gracias a que el senador Juan Luis Castro (PS) abrió nuevamente la discusión en torno a la negociación”.

Según dijo, “de lo contrario, hubiéramos votado automáticamente lo que teníamos en la mesa y que no contaba con ese mecanismo del cual yo discrepo” y agregó que “el senador Macaya, que presidía la Comisión Mixta, no iba a poner en votación el proyecto de ley, a pesar de la urgencia, a pesar de todo, si es que no ingresaba eso”.

“Entonces, para ser realistas, porque tenemos un fallo que vence el 12 de mayo pero que tiene que implementarse a la última hora del día siguiente y necesitábamos que el proyecto de ley estuviera despachado, lamentablemente tuvimos que ceder cosas que no nos gustan, que nos generan repulsión, sensaciones vomitivas, pero que claramente tuvimos que conceder”, afirmó.

Por otra parte, el diputado fue consultado respecto a los votos que no estarían alineados en el bloque oficialista ante lo que comentó que “los que fuimos integrantes de la Comisión Mixta tenemos la responsabilidad de explicar por qué este fue el mejor acuerdo que pudimos alcanzar y cuáles fueron las trabas y dificultades que nos impidieron haber conseguido un acuerdo que no contuviera elementos que no nos gustan. Ese es un ejercicio que es responsabilidad y del que no me desligo como integrante de la Comisión Mixta”.

“Pero también, en función de ese realismo político y de no generar problemas en el sistema de salud, yo llamo la responsabilidad porque ¿cuál es la alternativa en estos momentos? ¿Permitir que las Isapres quiebren? ¿Que los prestadores, a los cuales las Isapres les deben en torno a 500.000 millones de pesos, también quiebre? Prestadores privados que le entregan prestaciones al 50% de los afiliados a Fonasa, ¿esa es la alternativa?. Por favor”, sostuvo. 

En esa misma línea, profundizó afirmando que “llega un momento en el cual uno tiene que actuar con responsabilidad política. Y yo tengo que decir que me tragué, en la Comisión Mixta, cuestiones que no me gustan por principios. Que me generan sensaciones vomitivas y que, lamentablemente, en función del realismo político que hay que tener a veces y la responsabilidad, hay que tragarse”.

“Y así como yo me las tragué en la Comisión Mixta con la mejor cara que pude, yo le pido a los demás parlamentarios, tanto del Senado como de la Cámara, que traten de tragárselo también. Aunque sea que no se lo traguen con una cara bonita como lo tuvimos que hacer algunos de nosotros en la Comisión Mixta, pero que se lo traguen”, concluyó.