21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Paul Mackenzie, líder una secta religiosa en Kenia, fue acusado por la Fiscalía de asesinato de 191 niños cuyos cuerpos fueron encontrados enterrados en un bosque del sur de ese país.

Recordemos que Mackenzie hizo noticia cuando la secta que lideraba persuadió a cerca de 430 personas de realizar un ayuno que terminó costándoles la vida, y que tenía por finalidad el «encuentro con Jesucristo», caso que fue conocido como la «masacre de Shakahola».

La acusación contra Mackenzie por el caso de los menores también incluía a otras 29 personas que formaban parte del círculo del ex líder sectario, quienes negaron los cargo.

Se trata de la tercera ocasión que se presentan cargos contras los presuntos responsables de la secta y sus acciones, quienes ya habían sido acusados de terrorismo y homicidio involuntario de 238 personas.

Finalmente, la Iglesia Internacional de las Buenas Nuevas, la secta de Mackenzie -actualmente arrestado junto a otras casi 30 personas-, fue declarada como un grupo criminal organizado el pasado 31 de enero por el Ministerio del Interior de Kenia.